El cine de los condenados

"Cinema Purgatorio Tomo 5", Alan Moore, Kevin O´Neill, Garth Ennis Raúlo Cáceres, Max Brooks, Gabriel Andradde, Kieron Gillen, Nahuel López, Christos Gage (Evolution Comics)


El ambiente en la sala está cargado, huele a humedad y a dios sabe qué más, pero nada especialmente agradable. En tu boca aún permanece el pegajoso sabor del último refresco que ya ni recuerdas cuándo bebiste. Te duele la espalda debido a que el relleno de la butaca que ocupas prácticamente ha desaparecido. Varias polillas sobrevuelan la pantalla, distrayendo tu mirada de lo que se proyecta. Te gustaría ir al baño, ya que tu vejiga hace rato que se está quejando, pero no quieres perderte esa historia en blanco y negro. Miras a tu alrededor y, aquí y allá, ves como sobresalen las cabezas de los otros espectadores, gente con rasgos cortados, que en la oscuridad parecen algo muy alejado de lo humano…

En esta nueva sesión de Cinema Purgatorio, la antología de historias que nos traen varios de los mejores autores de la viñeta internacional nos encontramos, en su primer pase, de nuevo con dos viejos conocidos, los señores Moore y O´Neill, junto a los cuales vamos a viajar a ese Hollywood de antaño, el de las grandes estrellas, divas y tipos duros, pero también el de los excesos, los secretos, mentiras y la violencia: La alocada historia que, con mucho desparpajo, narra la anciana Riley, mientras recorre escenarios donde crea el más absoluto caos para finalmente, revelarnos su verdadera identidad.

Uno de los secundarios de la famosa, y maldita, película dirigida por Tod Browning, “Freaks”, nos cuenta la vida y vicisitudes de este realizador cuya principal obsesión fue trasladar lo extraño, lo grotesco, a la gran pantalla. Y vaya si lo consiguió.

Y como colofón a este “Hollywood Babilonia”, en una perdida morgue, varios cuerpos tapados por sábanas intercambian confidencias, recuerdos y más de una revelación que seguro que os sorprenderá, aviesos espectadores.

Cuando nos internamos en el mundo de “Código Pru”, junto a sus creadores, Garth Ennis y Raúlo Cáceres, lo hacemos en una sociedad en la que los humanos comparten ésta con toda clases de monstruos habidos y por haber, como ese hombre lobo que aparece tirado en un sucio callejón y al que el compañero de la protagonista parece conocer muy bien.

Pero no todo van a ser sustos y emociones fuertes, ¿no? Para una vez que Pru se deja llevar (en este caso bajo las cálidas sábanas de un agente de la ley) la cosa no va a terminar de la manera que todos esperamos, ya que a veces los terrores pueden ser de lo más cotidianos.

Y, como colofón al día a día de la paramédico, la mala suerte que tiene al tener que auxiliar a un suicida con bastante mala baba y odio por todos los que le rodean. Pero, ya se sabe, en la cúspide de los rascacielos podemos encontrarnos cualquier cosa, o ser…

Max Brooks y Gabriel Andrade se han propuesto hacernos retroceder al pasado, a la Guerra Civil norteamericana, pero con una particularidad. Las tropas de ambos bandos se enfrentan a una imparable horda de hormigas gigantes. Ni las granadas Ketchum, ni el valor de los soldados, o los cañonazos hacen mella en su avance. Tan solo hay una pequeña esperanza, y es que un tal Custer logre tener en su mano la solución para detener a las aberraciones insectoides.

Y de ahí, un salto temporal nuevo a otro lugar, otro tiempo, en un futuro extraño a la vez que muy, muy loco, en el que la hasta ahora desvalida Marginal tendrá que enfrentarse a Tommy Cero si quiere recuperar a su daimona. Suerte que la chica tiene un as en la manga, la deseada droga llamada “cielo azul” por la que Tommy babea y aceptará el reto, que los lleva a un mundo muy conocido para todos aquellos a los que os gusten los videojuegos. La carrera será brutal y se decidirá quién se quedará con el premio pero, tal vez la alegría dure poco debido a una inesperada traición que hará que nuevas alianzas se forjen. Kieron Gillen y Nahuel López nos llevan de la mano a este bizarro mundo.

Y como colofón a esta sesión, en “Colosal”, las tropas americanas, acompañadas por sus los monstruos con los que comparten un fuerte vínculo, se van a enfrentar a las tropas rusas. El combate va a ser descarnado y muchos perecerán, aunque la breve victoria del comando se va a ver amenaza en la superficie. El detallado arte de Gabriel Andrade vuelve a brillar llevando a la página esta excitante historia de Christos Gage.

Cuando la pantalla se queda en blanco y las luces se encienden te sientes extraño, huérfano de nuevas emociones que ojalá no tarden demasiado en llegar. Así es Cinema Paradiso.

 

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


tres × = 15

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD