Barras y Estrellas

"100% Marvel HC: Las aventuras del Capitán América, Centinela de la Libertad", Fabian Nicieza, Kevin Maguire, Kevil West (Panini Comics)

¿Cómo se forjan las leyendas? Pensad en un cuadro a medio terminar al que, con el paso del tiempo, se le van añadiendo pinceladas, capas de color y detalles que hasta ese momento no existían consiguiendo, finalmente, ofrecernos una imagen completa de ese mito, icono del pueblo norteamericano más patriota.

Hablo, por supuesto, del héroe entre héroes, el Capitán América.

Pero antes de éste, hubo solo un hombre, un chico enclenque que no tenía nada claro su futuro, tan solo que debía aportar su granito de arena en la inminente guerra que se avecinaba contra los nazis. Y así lo hizo, e ilusionado se dirigió hacia un puesto de reclutamiento donde, por desgracia, la realidad le golpeó con dureza. Enfermizo y carente de cualquier cualidad atlética, a Steve Rogers se le señaló la puerta. Todas aquellas ilusiones que él plasmaba por las noches, dibujando a musculosos héroes de papel se vinieron abajo como un frágil castillo de naipes.

Pero, a veces, la fortuna nos roza y, en un instante, nuestro destino cambia de dirección, abriéndose a un futuro diferente. En el caso del protagonista, una sola firma bastó para incluirlo en el secretísimo Proyecto Renacimiento, donde durante semanas iba a ser sometido a lo más parecido al Infierno en la Tierra: Dietas especiales, un entrenamiento físico extremo, análisis, etc… Fue en esta época en la que conocería a dos personas que lo marcarían para siempre, primero el Coronel James Fletcher, un militar de los de antes, un tipo duro, exigente y valiente, que vio en Rogers algo que el resto no captó, esa semilla que lo convertiría en el futuro en lo que todosconocemos.

La otra persona fue la teniente Cindy Glass, que desde el primer momento dedicó una sonrisa y una frase amistosa al debilucho chaval y hacia la que, poco a poco, nacería algo más que el respeto yla admiración.

Y entonces llegó el momento que todos conocemos, la definitiva prueba del proyecto, el cambio físico de Steve, sus primeros escarceos nocturnos como héroe anónimo, descubrienque una célula nazi estaba actuando en los Estados Unidos; una amistad que nacería gracias al desparpajo y cara dura de aquel jovencillo llamado Bucky Barnes, que sin saberlo iba a convertirse en futuro compañero de aventuras y, finalmente, un súbito e inevitable viaje a Francia, donde se enfrentaría a la que se iba a convertir en la némesis definitiva del nuevo héroe gracias al cual se vendían muchos bonos de guerra, el Capitán América.

Más o menos, todos los lectores de Marvel conocemos el origen de este personaje, pero la versión narrada por los autores del material contenido en este volumen, Fabian Nicieza y Kevin Maguire, que se encontraban en la cresta de la ola profesional en el año 1991, puede ser considerada como la definitiva o, al menos, la que ahonda más en la personalidad del protagonista, en su lado más humano. Nicieza, el guionista, huye de las modas que imperaban en aquel momento, héroes hipermusculados con enormes armas, y crea un relato, en una primera parte, con una narración muy clásica, puntos de humor muy bien colocados y en el que, a medida que avanzamos en la historia, ésta se oscurece con momentos de gran dramatismo y heroicidad.

Kevin Maguire era uno de los dibujantes más deseados por aquellos tiempos, tras su exitosa etapa a los lápices en la divertida Liga de la Justicia, donde demostró que no le ganaba nadie al darle expresividad a sus personajes. Así que se puso manos a la obra en este encargo dividido en cuatro de aquellas ediciones prestigio que tanto éxito tuvieron en los ya lejanos años noventa. Lástima que la presión pudo con él, física y psicológicamente, teniendo que dejar incompletos parte de la tercera entrega y la cuarta completa. Ausencia artística que fue cubierta por un Kevin West que cumplió con profesionalidad, surgiendo de este trabajo una obra que por primera vez podemos ver reunida en un solo volumen, en el que además, como es costumbre en la casa, se nos regala la vista con infinidad de portadas inéditas, bocetos, etc…

Vais a reír, a emocionaros y, sobre todo, a conocer de primera mano cómo nació el defensor de la justicia, la igualdad y el american way of life. ¡Nada más y nada menos que el Capitán América!

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


× 8 = setenta dos

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD