El final de la cuenta atrás…

"Descender. Máquina de guerra. Parte 6", Jeff Lemire, Dustin Nguyen (Astiberri)



El odio se instaló en el corazón de los hombres. La llegada de los titánicos Cosechadores hizo que el éste creciera más y más y más hacia los robots, iniciándose una auténtica persecución de los que, hasta entonces, habían sido fieles servidores… Pero claro, toda acción conlleva una reacción. Y, poco a poco, en un planeta, ocultos, nació la Hardware, el pueblo robótico unido que tenía un plan de defensa y eliminación contra sus perseguidores.

A lo largo de los cinco volúmenes anteriores nos hemos sumergido en la odisea que vive Tim 21, un inocente niño robot que conserva recuerdos y sentimientos muy humanos, pero que se verá abocado a una persecución por parte de las fuerzas de defensa militar, la CGU, comandadas por Naoki, que envía a su propia hija, la expeditiva Tesla, en busca del chiquillo. El nexo que este tiene con los titánicos Cosechadores ha sido un misterio hasta ahora.

Mucho ha ocurrido, y en este momento, las piezas están colocadas en su lugar. Pero antes, en un revelador flashback, seremos testigos de cómo el profesor Osris y su ayudante Kelik, hace miles de años, fueron los primeros en abandonar su planeta, Ostrakon, en busca de otras vidas. Y vaya si las descubrieron. Fueron los primeros en tener un contacto con los Descenders, una desconocida raza que los acogió y traspasó unos conocimientos que el profesor aplicó, a sus regreso, para la creación de los primeros robots.

Pero la semilla del error ya estaba sembrada, y la esclavitud de estos seres hizo que algo terrible sucediera…

Regresamos al presente. Sobre la superficie del planeta Mata se va a desarrollar el final de esta historia. Las fuerzas al completo de la CGU acuden en masa para enfrentarse a la inminente amenaza de los robots de la Hardware. Tesla consigue, por fin, atrapar a Tim 21. El chatarrero espacial Andy (que tanto tiene en común con el niño robot), junto a Effie y Bandido, también hacen acto de presencia. La nave Gnish se aproxima al lugar, con no muy buenas intenciones…

Como si de una caída ficha de dominó se tratara, los hechos ya no pueden detenerse, y el fin, la conclusión de esta apasionante saga se aproxima.

Jeff Lemire, el guionista de esta magnífica obra de Ciencia Ficción, ha conseguido demostrar que los buenos sentimientos y la inocencia no son solo características humanas, ya que pueden albergarse en el pequeño corazón de un robot. Y contradictoriamente, los humanos con su odio hacia las máquinas harán que sus mayores temores se cumplan. Esta, y otras de sus obras que, afortunadamente para los lectores españoles, está publicando Astiberri, lo han convertido en uno de los autores más seguidos del panorama actual.

Pero nada de esto habría sido posible sin el magnifico y, por momentos, sutil trazo del dibujante Dustin Nguyen, que nos ha trasladado con talento a varios, y muy diferentes mundos, presentándonos a todos los protagonistas de esta historia coral.

¿Quién sabe? Tal vez al final habrá algo de esperanza, un nuevo camino a tomar por otros personajes.

Pero esa ya es otra historia…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− ocho = 1

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD