Sex o no sex

"Sex Criminals vol.4. Cuatrorgía", Matt Fraction, Chip Zdarsky (Astiberri)


En el principio solo fueron dos. Suzie y Jon se conocieron y descubrieron que ambos poseían una rara habilidad, poder, o cómo se le quiera llamar. Podían detener el tiempo tras el climax sexual.

Un suceso inesperado en la vida de ella hizo que tomaran una decisión y se convirtieran en unos criminales poco convencionales.

Pero, claro está, para combatir al crimen, siempre hay una policía. En este caso, tres agentes muy, muy expeditivos que no van a dejar títere con cabeza en su labor. Comandados por la implacable Myrtle Spurge, su misión es que el resto de la humanidad no descubra a estos seres “bendecidos” con unas cualidades especiales. Y sí, ellos no son solo los protagonistas. Hay más, muchos más…

A lo largo de los tres volúmenes anteriores, y en este cuarto, nos hemos ido familiarizando con una serie de secundarios, cada uno de ellos y ellas con su propios problemas, frustraciones y obsesiones sexuales.

Y es que el pasado muchas veces regresa para jodernos el presente. Y si no que se lo digan a la prestigiosa profesora, la Doctora Kincaid, que imparte clases en la universidad y ha formado equipo con Suzie y Jon, tratando de localizar a más personas que compartan el “don”. Pero como decía, el alter ego de la profesora, la celebérrima actriz porno Jazmín Santa Cocaína es un recuerdo que ella pensaba haber dejado atrás, pero que, como podremos comprobar en este tomo, aún sigue muy vivo para muchos de sus ya talluditos fans.

Entre estos admiradores se encuentra el psicólogo de Jon, el Dr. Dave, un tipo que, a priori, parece el más centrado del grupo pero que también tiene sus problemas. Será acosado, aunque él piense que se trata de una conquista, por la insaciable Myrtle, que tan solo busca información sobre su paciente. Y casi sin tener tiempo a recuperarse del palo que sufrirá al descubrir la verdad, el tipo cumplirá (o al menos lo intenta) uno de su húmedos sueños de pubertad…

Robert, ginecólogo de Suzie, ha conocido e iniciado una relación con la mejor amiga de ésta, Rachel. Todo parece ir bien hasta que unos sueños comienzan a acosar al médico, haciéndolo dudar de muchas cosas. Y es entonces cuando algo inesperado sucede, un hecho que lo va a cambiar todo.

Completando, por ahora, el plantel de personajes, otros dos “bendecidos”: Alix y Dewey, cada uno con una capacidad diferente y cada van a formar parte de ese grupo que, tarde o temprano tendrá que enfrentarse a la Policía del Sexo.

Y, mientras tanto, entre polvo y polvo, Suzie y Jon comienzan a construir lo que podríamos llamar una vida en pareja. Pero hay algo, una pieza de esta construcción, que está mal diseñada y que puede hacer que todo se derrumbe como un castillo de naipes.

Pocos cómics de hoy en día explotan tan a fondo las posibilidades de la narración gráfica como este “Sex Criminal”: Los personajes han roto la cuarta pared, dirigiéndose a nosotros lectores. En medio de la trama, los autores, Matt Fraction y Chip Zdarsky, pisan el freno a fondo para mostrarnos con toda la sorna posible como son sus conversaciones a la hora de tratar una trama del argumento (bueno, por decir algo). Y estos son solo dos ejemplos, dentro de sus páginas vais a descubrir más, mucho más de un medio (el cómic) que contra la opinión de algunos agoreros, aún tiene mucho y bueno que contar.

Dentro de esta cuarta entrega, destacar el número dedicado a ponerse en la piel de otros dos grandes creadores que comparten sello editorial en los USA, Image Comics. Se trata del tandem formado por Ed Brubaker, uno de los mejores guionistas de género noir del momento, y su partner en crimen de los últimos años, el dibujante Sean Phillips. Los cachondos de Fraction y Zdarsky van a ponerse en su piel (gráficamente hablando), imitando el estilo y tono de la serie “Criminal”, para contarnos la historia de otro de esos personajes que poseen el don, El Hombrecito. No os digo más.

Y para rematar las aventuras y devenires de estos malhechores del sexo, una tonadilla que os va a acompañar, machacona, por mucho tiempo. ¡La increíble canción de la Salchicha Gorda!

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ seis = 12

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD