Malviviendo entre líneas

"Fante Bukowski", Noah Van Sciver (Ediciones La Cúpula)

¿Cuántos hemos esperado esa mensaje, nerviosos? La respuesta de un editor que se dilata en el tiempo, haciendo que nuestra imaginación construya una y mil posibilidades, positivas la mayoría, para que cuando éste llega por fin, todo el constructo cae como un edificio hecho con mondadientes.

Pero, ¿realmente merecíamos la atención de un editor? El protagonista de este cómic teclea en una cochambrosa habitación de hotel, rodeado de botellas de alcohol y latas de cerveza. Con esta actitud trata de poner en escena el ambiente que, él piensa, ha rodeado a algunos de sus escritores favoritos, de los que incluso ha tomado el apellido.

Suda abundantemente mientras le cuesta la misma vida plasmar en la maldita hoja en blanco sus pensamientos e ideas, que él cree que rozan la genialidad. Un producto literario innovador como pocos, que hará removerse los desgastados cimientos de la escritura norteamericana. Un outsider como él tiene que triunfar, debe hacerlo. El problema es que, una vez leídos sus escritos, las críticas no son lo que diríamos, “positivas”. Más bien todo lo contrario…

Y así se desarrolla el devenir de este perdedor, Fante Bukowski, un tipo que por mucho que se esfuerza (cuando lo hace) no logra, ni logrará nunca llegar a nada. Solo, pobre, viviendo del dinero que logra sisar a una madre que aún confía en sus mentiras, pasa los días pululando por lugares con ambiente poético y literario, intentado con bastante torpeza relacionarse con los demás, casi siempre con la esperanza de coger con la guardia baja a algún agente literario que lo lleve de la mano al Limbo de los grandes escritores, apartándolos de un empujón para colocarse como la nueva estrella en el universo de las letras. ¡Abrid paso, Auster y Murakami! ¡Fante Bukowski ha llegado para tumbar vuestro pedestal!

Noah Van Sciver, autor norteamericano curtido sobre todo en la faceta independiente, regresa a las librerías tras el buen sabor de boca que nos dejó con “Saint Cole”, también publicado por la Cúpula con el fino olfato que caracteriza a esta editorial para descubrir a nuevos e interesantes autores y autoras. Van Sciver es un retratista de esa otra América, la fea, pobre, de gente que malvive con lo poco que logran obtener. Y lo hace con una ironía a prueba de balas. Si en “Saint Cole” la trama derivaba más hacia lo trágico, con este “Fante Bukowski” crea un personaje que está a la altura de otros grandes “amados-odiados” tipos del cómic, como el Wilson de Daniel Clowes, o el alter ego viñetil del propio padre del underground, Robert Crumb.

Desde que leemos la primera página de este cómic sabemos que la fortuna le va a dar la espalda al protagonista, que por muchos que lo intente lo único que consigue demostrar una y otra vez es su total y nula capacidad literaria. No importa que se lo digan en su cara, se agarra a sus irrealizables sueños y vuelve una y otra vez a esos lugares en los que se reúnen los triunfadores para darse cuenta de que no es necesario ser un gran escritor para llegar al éxito. Pero él ni siquiera tiene “eso” que hace falta.

Sentado em una barra de bar, se lamenta de su desdicha, su mala suerte. ¿Por qué él no es uno de los elegidos?

La respuesta está en este cómic.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


7 × cinco =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD