Viaje a un futuro imposible

"Caos y otras historias fantásticas", Auraleón (Isla de Nabumbu)

Impecable.

Este es solo uno de los calificativos que me vienen a la mente cuando tengo que referirme al increíble trabajo que realiza la Asociación Tebeosfera. Con cada artículo añadido a su web, cada nuevo libro publicado o, como en este caso, trabajos de autores de Historieta recuperado, van demostrando el inmenso amor que sus asociados le tienen al Noveno Arte. Y en este caso concreto, dos de ellos, Javier Alcázar y Antonio Moreno, a los que hay que nombrar y felicitar por un trabajo que roza la perfección. Han sacado del semi olvido a un autor que tuvo un papel bastante importante en la historia de las viñetas patrias, ya que fue uno de aquellos artistas españoles que traspasaron las fronteras de nuestro país y vieron su obra publicada en los, por entonces, casi inalcanzables Estados Unidos, convirtiéndose dentro de la editorial Warren en un auténtico “Maestro del Terror”.

Y para ello nace el sello Isla de Nabumbu que, como podemos ver, nos va a deparar muchos y buenos momentos a partir de ahora a todos los que nos gusta perdernos entre las viñetas de una buena historia.

Este album de gran formato incluye, recopila, toda la producción de Auraleón durante los años 1982 y 83, en la mítica revista 1984. Y la llamo de tal forma porque para todos aquellos que en aquellos años disfrutábamos de su lectura, el encontrarla en los quioscos o papelerías era una auténtica aventura que parecía sacada de alguna de las historias narradas en su interior. Recuerdo pocas ocasiones en las que pude adquirir un número consecutivo al último que había comprado. Poco a poco, sobre todo gracias a los mercadillos y las casi extintas tiendas de segunda mano, pude reunir una pequeña gran colección de aquellas cabecera u otras de las editadas por Josep Toutain, que me convirtieron en asiduo lector de todo relato de fantasía o ciencia ficción que cayera ante mis ojos.

Richard Corben, Alfonso Font, Josep María Beà, Juan Giménez, Horacio Altura… Estos solo fueron algunos de esos autores que me engancharon con sus historias, convertidas hoy en día, por méritos propios, en auténticos clásicos que se han recopilado en diferentes ocasiones. Pero había una “deuda” con Auraleón, cuyas narraciones breves habían quedado ahí, atrapadas en el tiempo entre las ya vetustas páginas de los pocos que aún poseemos ejemplares de la “1984″.

Pues bien, en este album podemos encontrar, narrativamente, una serie de relatos que nos llevan de la mano a futuros lejanos, extraños. Impregnados todos con una pátina de ironía, mostrándonos en la mayoría de ocasiones las peripecias, algunas bastante torpes, de una serie de antiheroes: Algunos en busca de le divinidad que creen les va a conceder todos sus deseos; Otros, criminales que no imaginan cuál va a ser la prisión en la que se les confinará; Pilotos que tiene la “mala suerte” de penetrar por un misterioso agujero negro; Instantáneas de una sociedad en crisis, donde la superpoblación se ha convertido en un cáncer que amenaza con desembocar en el caos más absoluto y en la que lo proveniente del futuro no siempre es una solución… Una mirada humorística, sarcástica, que me recuerda, por momentos, a muchos relatos de uno de los genios de la Ci Fi, Fredric Brown.

Y así durante quince pequeñas grandes obras, algunas nos harán pensar, otras esbozar una ligera sonrisa, pero todas nos llevarán durante un buen rato a lejanos lugares, alejados en el tiempo y el espacio, donde nos perderemos muy a gusto con lo narrado.

Gráficamente, Auraleón supo absorber la influencia de otros autores, españoles y extranjeros, e incorporar recursos estilísticos que, con el tiempo, definieron el suyo propio. Lejos, muy lejos, del por aquel tiempo desconocido proceso digital, el artista trabaja en unas páginas que no solo nos cuentan una historia, sino que todas y cada una de ellas se convierte en una obra de arte.

Por supuesto, esta serie de historietas viene complementadas por un texto introductorio donde Javier Alcázar nos habla sobre el autor, la ápoca y su obra, así como la increíble labor de restauración que, a partir de las páginas sacadas de los propios tebeos ha realizado Antonio Moreno, regalándonos una edición cuya nota supera el sobresaliente.

¿Estáis preparados para este alucinante viaje?

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


8 × uno =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD