Hace un 1.000.000 de años

"Paper Girls vol.3", Brian K. Vaughan, Cliff Chiang, Matt Wilson (Planeta Cómic)

Un nuevo salto temporal lleva  a las aguerridas protagonistas de este cómic al pasado, al más remoto, la prehistoria. Allí, sin preámbulos se va a encontrar con una joven que porta un bebé. El lógico descontrol del principio pasa a un segundo plano desde el momento en que pueden comunicarse con Wari (el nombre de la chica cavernícola) gracias al dispositivo que aún conserva Erin.

Pero claro, los que seguís esta serie ya sabéis que los peligros aguardan a la vuelta de la página, y en esta ocasión no podía ser menos. La súbita aparición de un monstruoso animal hace que tanto KJ como Mac terminen cayendo a un caudaloso río, y desaparezcan bajo sus aguas…

En paralelo, a este época llega una visitante que viene de lejos, y no me refiero a la distancia en kilómetros. La doctora Quanta Braunstein es una viajera temporal, una científica que trabaja para Applex. El problema es que su llegada no va a tener un recibimiento demasiado pacífico, ya que un peligroso trío de cavernícolas va a apresarla, echando a perder sus planes.

Pues bien, las fichas están colocadas sobre el tablero. Por una parte Erin y Tiffany, que junto a Wari intentarán recuperar a Jahpo, su bebé robado. KJ y Mac se van a enfrentar a más de una amenaza, a la vez que hacen más de un descubrimiento, en especial la primera, que al tocar un extraño objeto tendrá varias visiones de lo que está por ocurrir. Y la profesora Quanta, pese a todos los futuristas objetos que porta, permanece colgada, inmovilizada, a la espera de su destino en manos del trío de cavernícolas, que no la ven con muy buenos ojos.

Nunca el oficio de repartidoras de periódicos fue tan peligroso, y si no que se lo digan a este cuarteto de chicas creadas por el talento del guionista Brian K. Vaughan (“Saga”, “The Private Eye”, “Barrier”, “Y, the last man”…) que nos traslada a los años ochenta, tan de moda en estos momentos gracias a más de un producto catódico y, dando una vuelta de tuerca, inicia un peligroso viaje temporal en el que las protagonistas se van a ver expuestas a uno y mil peligros, a la vez que se van conociendo mejor a ellas mismas, y afrontan momentos dramáticos. Vaughan demuestra que una buena historia no necesita de héroes masculinos, ya que sus “paper girls” tiene la suficientemente personalidad para que nos enganchemos, lectores y lectoras, a sus apasionantes aventuras.

En el apartado gráfico, qué decir de Cliff Chiang (“Beware The Creeper”, “DMZ”, Wonder Woman”…), que con un trazo totalmente personal da vida a todos estos personajes, en el que considero uno de los mas importantes (si no el que más) trabajos de su la larga carrera como dibujantes de cómics, en la que finalmente ha recalado en la editorial independiente Image, lugar en el que se dan encuentro la mayoría de autores del medio, ya que bajo este sello puede crear con total libertad.

Rematando el trabajo, la increíble paleta de colores de Matt Wilson, sin cuyo trabajo en esta obra no luciría tan bien.

Cierras este tercer volumen del cómic e inmediatamente te muerdes las uñas a la espera del siguiente, colgado de un tremendo cliffhanger que hace que tus pupila de lector de tebeos se dilaten en extremo.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− 3 = seis

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD