Relatos de la otra realidad

"La isla de las pesadillas", Hideshi Hino (Ediciones La Cúpula)


En estos días en los que muchos de nosotros celebramos la fiesta de Halloween, es una magnífica noticia que, después de algún tiempo, contemos con un buen puñado de historias del Maestro del terror nipón, Hideshi Hino, al cual ya echábamos de menos después de haber disfrutado de una gran cantidad de sus obras publicadas hace años por La Cúpula (El hombre cadáver, Panorama infernal, Criatura maldita, El niño gusano…).

A lo largo de los relatos que contiene este volumen vamos a regresar al bizarro mundo en el viven los personajes del mangaka, con esa particular vision que él tiene sobre el horror y que tanto nos ha impresionado con sus obras. Poseedor de un estilo gráfico sencillo, que muchos podían calificar como “infantil”, logra golpearnos las pupilas y el cerebro con imágenes de pesadilla, el gore más extremo en ambientes oscuros y desasosegantes.

Y no podía ser menos en este nuevo tomo, que comienza presentándonos a un profesor de escuela de lo más amable y cariñoso. A través de los ojos de sus alumnos, que lo quieren y admiran, llegaremos a observar situaciones algo extrañas pero que siempre son comprendidas por una explicación de lo más sencilla, jugando con la inocencia de los jóvenes.

Pero tal vez a “Bonachón”, el profesor, le ocurre algo más oscuro y terrible. Una adicción que no puede refrenar y tiene mucho que ver con los animalitos, cachorros y crías, que recoge y “cuida”…

El joven protagonista de “Hola, señor Siluro” sufre el acoso y la violencia de sus compañeros de colegio, ya que su apellido, “Siluro”, es objetivo de las mofas y befas de un grupo de gamberros.

Pero todo va a cambiar en unas vacaciones de verano inolvidables para el chaval, en las que comprenderá más sobre su apellido, ese misterioso pez que protege a su pueblo y sobre el que se cuentan muchas leyendas. Aunque tal vez la realidad sea otra, y cuanto el chico regrese a las clases, lo hará muy cambiado. Gracias, sobre todo, a un aliado inesperado.

Un pueblo semi desierto, en el que solo hay muchos gatos. Un perdido fotógrafo llega al lugar y solo encontrará a una niña que lo sumerge en una historia fantastica, la explicación de por qué hay tanto felinos en el lugar. ¿Es todo verdad o tan solo la infinita imaginación de la chiquilla?

Con la historia que da titulo al volumen viajaremos, junto a un pobre naufrago, a una isla terrible, donde es prácticamente imposible sobrevivir: Monstruos que parecen sacados de la mente de un perturbado, mil y un peligros y un misterioso pueblo que vive rodeado por una impenetrable muralla. El protagonista, transformado en un cadáver andante, logrará su objetivo para padecer la soledad y solo poder plasmar su tragedia en un papel que convierte en aviones que lanza al viento, esperando que algún lector conozca su historia… Pero tal vez nada es lo que parece, y esta isla, esta cárcel, esté en otro lugar más común y conocido…

El terrible calor hace que un samurai pierda los nervios en una cantina. Ya de sabe lo que ocurre en el momento en el que un guerrero desenvaina su espada. La afrenta exige sangre y solo hay una manera de escapar del ardiente sol. Aquí el autor nos sorprende gráficamente con un estilo algo diferente, más humorístico y una narración “cinematográfica”.

Perdido en medio del bosque helado, un cazador despierta junto a la compañía de un amable anciano con el que va a pasar una noche de sake y borrachera, admirando su colección de animales disecados. Pero como podréis suponer, nada es lo que parece en las historias de Hino.

La vida del samurai es sacrificio, a las órdenes de su daymio (señor feudal). En el caso del protagonista de la última historia de esta escalofriante recopilación, deberá partir con una misión que parece imposible: Capturar a una sirena. Un ser de fantasía al que tal vez encuentre tras años de penalidades, enfrentándose a mil y un aberraciones.

El sudor frio os va a recorrer la espalda cuando terminéis la lectura de estos relatos de un autor que ha creado un mundo propio, oscuro, terrible pero, a la vez, terriblemente atrayente. En sus manos, nosotros los lectores, somos como esa mosca que se acerca a la luz de la una vela. Y ya conocéis su final…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− 3 = seis

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD