El viaje de los héroes

"Wahcommo", Luis NCT (Astiberri)


A todos los que nos gusta la literatura fantástica, rápidamente sabemos reconocer lugares comunes en los que, inmersos en la lectura de un buen libro. Hemos pasado horas y horas de aventuras, luchas sin cuartel, persecuciones y demás peripecias por las que pasan los protagonistas de la narración.

Es por esto que, una vez que veamos la primera página de “Wahcommo” nos vamos a sentir en terreno conocido: Una tribu que antaño fue un poderoso pueblo, somete a sus más jóvenes a unas duras pruebas con un solo objetivo. El ganador tendrá que viajar a las lejanas y gélidas tierras el norte para hallar el Reino Perdido. No es nada fácil quedarse con el primer premio. Y cuando Fox cree ganador, en su carrera se cruza Kaya, una joven que desde pequeñita ha destacado por querer romper los arquetipos de la tribu. Ella no es una mujer que ha nacido para servir al hombre. Es una exploradora y guerrera.

Y es por esto que la decisión que se toma es la más salomónica. Pese al enfado inicial de Fox, la pareja de jóvenes emprenderá un camino que promete (y lo es) de lo más emocionante. A ambos les es entregada una parte del mapa que los conducirá a su objetivo. Pero claro, en este género de historia las cosas no son fáciles, aunque contarán con la ayuda de algunos aliados que se irán encontrando: El experimentado Vanyan, antaño miembro de los Armaduras Rojas, los más fieros y letales guerreros que estas tierras conocieron o Dhuwur, un enano, una auténtica reliquia, superviviente de un orgulloso pueblo que edificaba impresionantes construcciones.

Este peculiar grupo recalará en la Ciudad del Valle, la “civilización”, como el propio Vanyan la define. Y en ella “convencerán” a Gerrig, un tipo bastante poco fiable, para que descifre el mapa y les guíe el resto del camino. Por supuesto, los planes del avieso tipo son otros…

Es justo en ese momento cuando un “bache” inesperado hará que los protagonistas se separen, Fox y Kaya, que se conocen desde que eran niños, se verán alejados el uno de la otra. Y seremos testigos de los peligros que éste enfrentará. La dureza del clima, un lobo con no muy buenas intenciones y, sobre todo, la constatación de que ciertos seres de leyenda de los que hasta ahora se hablaba como fantásticos son muy, muy reales.

Con las dos mitades del mapa separadas, ¿serán capaces los protagonistas de llegar a su ansiado objetivo?

Y justo aquí me detengo, ya que el resto de este peligroso periplo lo deberéis hacer vosotros, lectores, en soledad.

Pero no temáis, sujetaos con fuerza a la mano de Luis NCT, autor de esta auténtica maravilla gráfica, que con maestría nos muestra todos los recursos visuales que se pueden descubrir en una página de Comic y que, echando mano a diferentes técnicas nos traslada, cuando la narración o requiere, al mundo onírico, de los sueños, o a los recuerdos del pasado. Y esta no es la única cualidad del autor, ya que es un auténtico maestro narrando con imágenes, como podremos comprobar en las numerosas y dinámicas escenas de acción, en las que veo una fuerte y muy bien asumida influencia del manga japonés, o en el solitario y mudo viaje de Fox a través de helados parajes. Su ágil trazo nos coge de la mano y no nos libera hasta la última página, dejándonos prácticamente sin aliento ante una obra tan redonda, técnica y argumentalmente hablando.

Si en su anterior obra larga, “Sleepers”, nos trasladaba a un futuro lejano, en este “Wahcommo”, el ilustrador y colorista (ha puesto su paleta al servicio de varias colecciones de la editorial norteamericana Image) nos sumerge en una espectacular aventura, en la que pone en valía la fortaleza de una mujer, la amistad,
y el descubrimiento de secretos largamente olvidados.

Astiberri pone en nuestras manos el mejor de los formatos en esta obra de gran tamaño, en la que podemos perdernos en sus páginas, llenas de magia y peligros.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− dos = 3

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD