La venganza llegará

"Paletos cabrones Volumen 4: Lo que hay que tener", Jason Aaron, Jason Latour, Chris Brunner (Planeta Cómic)


La vida del Entrenador Boss ha estado regida siempre por dos factores: Su amor por el fútbol americano, en el que se ha dejado, a lo largo de su existencia, sangre, sudor y más de una lágrima (propia y ajena).

El otro factor es el crimen, sus “negocios” y la brutalidad con la que acomete cualquier acción, sin mirar atrás y ni rastro de remordimiento. Un largo reguero de sangre lo acompaña en su camino y ha teñido las calles, la tierra del Condado de Craw.

Pero como suele decirse, “nada dura eternamente”, y en este cuarto volumen de la colección, vamos a ser testigos de que, desde la muerte de Big, las cosas van de mal en peor para el equipo de Boss, los Runnin´Rebs parecen haber perdido el norte y están mordiendo el polvo partido tras partido.

Una nueva, e inesperada piedra, aparecerá en el camino de Euless Boss, ya que el dueño del equipo rival, el coronel McKlusky, que también proviene de los bajos fondos, le va a poner las cosas muy difíciles. Tan complicada se hará la situación que, un reticente Boss al principio, aceptará el “consejo” de su segundo al mando, el brutal Esaw, un tipo con el que es mejor no cruzarse en tu camino y que va a desatar una espiral de violencia sin fin.

En segundo plano seremos testigos de cómo el alcalde ( o, mejor dicho, su mujer) envía a Julia Compton, un amor del pasado del sheriff Hardy, para que lo tiente y forme parte del plan para quitar de en medio a Boss, que debido a la violencia que genera se esta convirtiendo en un auténtico problema para los habitantes del condado de Craw.

Y en silencio, observando los movimientos de unos y otros, estableciendo un plan de acción, hay un personaje que porta una agenda secreta, una venganza largamente esperada. La hija de Earl Tubb, Roberta, está en la ciudad, una mujer fuerte, de armas tomar, expeditiva, que tarde o temprano se va a ver las caras con Boss.

Aunque ella no es la única persona que tiene algo en contra del Entrenador…

Desde su principio hemos visto que esta obra, o al menos una de sus partes más importantes trata sobre la relación entre padres e hijos, a veces tan complicada. Y si la mezclamos en el ambiente de esta América profunda, alejada de los anuncios de refresco, de esa imagen idílica que se nos ha vendido desde siempre, la mecha del explosivo está prendida.

Y a la vez, la ficción se confunde con la realidad, y como al final de este volumen comprobaremos, la obra se convierte en un panegírico, un homenaje dedicado al fallecido padre de Jason Latour, el dibujante de la colección. Debido a este desgraciado suceso la serie sufrió un importante retraso en su edición original.

Junto a él, cubriéndole las espaldas en un número, el espectacular arte de Chris Brunner, que nos hace comprender mejor la relación que existía entre Roberta y su padre, Earl Tubb.

Y cogiendo las riendas de la serie con fuerza, el guionista Jason Aaron, un tipo que sabe de lo que habla, ya que conoce estas malas tierras y nos traslada a ellas, a sus gentes, con la maestría del tipo que le supo devolver el tono épico al Dios del Trueno y nos hizo conocer mejor al verdadero pueblo indígena norteamericano.

Las cosas están a punto de explotar en el condado de Craw, y ya nada será igual.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


× 9 = nueve

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD