Flamencos ensangrentados

"Tyler Cross 3: Miami", Fabien Nury, Brüno (Dibbuks)


Una secuencia muda, seca, espeluznante, nos traslada al nuevo destino en el que recala el protagonista.

Después de su “peripecia” carcelaria, Tyler Cross cambia la penumbra de una celda por el oropel, la luz, el mar azul de la ciudad de Miami. Una joya, en los ya lejanos años cincuenta, a medio engastar que prometía, y cumplió, ser el lugar al que todos y todas acudían para sacudirse sus monótonas existencias y vivir unos días en una fantasía. Pero tras esos rascacielos, en los cimientos de la creciente urbe, se urden planes, chanchullos en los que, inesperadamente, el protagonista se va a ver involucrado.

La traición de su abogado, Sid Kabikoff, hará que una deuda deba de ser pagada de una manera o de otra. Quien mira a los ojos a Tyler sabe que lleva sobre sus espaldas el aroma de la muerte, el color de la sangre, así que más vale no andarse con bromas. La devolución de una gran suma de dinero vendrá de la mano de un promotor, Sidney Loomis, que , juntando un dinero que proviene de manos bastante “sucias”, pretende completar la construcción de la joya de su particular corona, el Eden Blue, un inmenso hotel en el que recibir con los brazos, y la cartera, abiertos a los turistas sedientos de nuevas experiencias. Aunque tal vez nada sea lo que parece en este negocio…

Pero nada es tan fácil como una simple gestión de negocios, y menos si estos son turbios, en la vida de Tyler Cross, ya que en esta oscura partida de ajedrez se van a ver involucrados varios peones más: Shirley Axelrod, la atenta y profesional secretaria de Loomis; el novio de ésta, Tommy Ray, camarero, yonqui y camello, una auténtica joyita de tipo y, finalmente, Cutter, la mano derecha y ejecutora del promotor inmobiliario, un tipo muy peligroso con un pasado en la fuerza policial.

Saltando de casilla en casilla y con la expeditiva fuerza que le caracteriza, Tyler Cross evitará más de un injusto asesinato y cometerá algunos. Con sangre fría será testigo de que la ambición de algunos hombres no conoce límites y va a sentir en más de una ocasión el susurro de la parca a su espaldas, en esta huida hacia adelante en la que se ha convertido su existencia.

Tremendo tebeo éste, que recomiendo muy mucho a todos los amantes de la serie negra y criminal. En él nos vamos a encontrar con que sus autores, Fabien Nury y Brüno, se han convertido, por méritos propios y un gran talento, en los justos herederos de este género, denominado polar en Francia. Nury (“Silas Corey”) bebe de las fuentes del harboiled más extremo, de Jim Thompson, Ross McDonald, Donald Westlake (cuya creación, Parker, tiene muchos puntos de coincidencia con el sombrío e inexpresivo Cross) o James Hadley Chase,  con unos textos en tercera persona nos introduce en la cabeza, motivación y planes de los diferentes personajes.

Y si hablamos del estilo gráfico de Brüno (“Nemo”, “Atar Gull”), que cada vez es más cinematográfico y conciso en la manera en la que narra con imágenes, nos encontramos con un tandem que tras tres volúmenes, nos está deparando unos momentos sublimes para todos aquellos que disfrutamos a tope con estas historias de tipos duros, asesinos sin piedad y chicas resolutivas, donde el engaño, la traición y la muerte están a la vuelta de la esquina.

¡Bienvenidos a Miami! Una ciudad que nunca, por diversas razones, vais a poder olvidar…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ 8 = trece

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD