Historias para no dormir

"Angulo muerto", VV.AA. (ECC Comics)


Si eress de esos lectores que se deleitan, acurrucados en un rincón, en la penumbra, de los relatos que te llevan a lugares extraños, ambientes opresivos, situaciones inverosímiles, momentos que cortan la respiración y hacen que un sudor frío recorra tu espalda, ésta es tu antología.

Los que conozcáis la magnífica línea dedicada al manga japonés de la editorial ECC, ya sabéis de sobra el interés que ha tenido (y sigue teniendo) por publicar obras de grandes maestros del terror nipón. Para los completistas, ahí tenemos buena parte de la obra de uno de los nombres que hay que escribir con mayúsculas cuando se habla del miedo trasladado a las viñetas: JUNJI ITO. Pues bien esta selección antológica de relatos se abre, como no podia ser de otra manera, con una versión muy personal del cuento clásico de “Blancanieves”, en el que la bella chica, como si de la propia Tomie fuera (este guiño va para los lectores acérrimos de Ito) regresa una y otra vez de la muerte, por mucho que su envidiosa madre trate de borrarla del mapa.

Pero esto solo acaba de comenzar, y el relevo es tomado por Yousuke Takahashi que, con un estilo de dibujo muy infantil, nos va demostrar como la tranquila existencia de un chico cualquiera es alterada cuando se cruza con una muchacha y ésta le concede un poder que le va a traer más quebraderos de cabeza que otra cosa…

En la segunda historia de Takahashi, “He empezado el tejón”, una infidelidad le enseñará al protagonista de la historia que hubiera sido mejor si que quedara en su casa, durmiendo con su mujer…

De Kanako Inuki vamos a encontrar en este volumen varias historias cortas, pero todas están cortadas por el patrón de los extraño e inexplicable, como en la primera de ellas, “Medicina espiritual”, en la que seremos testigos de los pacientes que recibe un doctor, a cada cual más curioso y que, al final de la historia, un inesperado giro nos dejará a todos boquiabiertos.

Más tarde, en “Mujeres en la oscuridad”, Inuki nos pondrá a prueba con una serie de pequeños relatos, a cada cual más terrible y desquiciado: Los “maravillosos” platos que una solitaria mujer le prepara a su infiel esposo; Cómo el cotilla comportamiento de unas mujeres va a recibir un castigo que va más allá de lo que ellas imaginan y, para finalizar, la obsesión de una chica con los mensajes telefónicos y la terrible historia de una ocupante del apartamento superior.

Amagappa Shoujogun posee un bello trazo, y así es como retrata a la protagonista de la historia, una joven empleada de la biblioteca que un día se percata de la presencia de un extraño chico que consulta y lee libros entre las filas de las estanterías. Su compañera, una señora ya entrada en años, le confiesa que es un fantasma que lleva allí muchos años. Como suele decirse, “la curiosidad mató al gato”, ya que la muchacha no imagina lo que el rostro del ser esconde…

Ahora, una vez más, toca postrarse ante otro de los grandes del terror, Hideshi Hino, calificado como uno de los máximos representantes del ero guro, esa corriente extrema que tan buenos-malos ratos nos han hecho pasar. En esta ocasión, Hino nos lleva a un curioso circo de freaks en los que no hay maquillaje, ya que sus habitantes son verdaderos monstruos que lo han utilizado para ocultarse de los humanos y, de paso, ganarse la vida. En el espectáculo, uno de los números más admirados es el protagonizado por Madre Muerta y Hijo Ogro. Pero ha llegado el momento en que las cosas cambien en la bizarra pareja, con resultados, como podréis imaginar, del todo inesperados.

Y así, afrontamos el tramo final de esta magnífica y escalofriante selección, con obras firmadas por Michiru Noroi y Nut Osada. En la primera, un libro que contiene unas escalofriantes ilustraciones, traerá de cabeza a quien lo encuentre. Y como colofón, en “El pájaro enjaulado”, un estudiante se prenda de una joven compañera que esconde un oscuro secreto.

En fin, si os atrevéis a abrir este volumen, os recomiendo que lo hagáis de espaldas a la pared y en un lugar muy iluminado. El que avisa no es traidor…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


× nueve = 72

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD