El sexo que vivimos peligrosamente

"Sex Criminals vol.3. Tres son multitud", Matt Fraction, Chip Zdarsky (Astiberri)


(Voz de locutor) ¡¡Nuestros incautos protagonistas, Suzie y Jon, acosados por la temible y expeditiva Policía del Sexo, han de parar con su incipiente carrera delictiva y, a la vez, descubrir que nos son los únicos que poseen esas cualidades que los convierten en personas especiales, con poderes!! ¡¿A qué temibles peligros se habrán de enfrentar en esta tercera entrega de sus aventuras?! ¡¿Peligrará su relación?! ¡¡Todo esto y mucho más en la tercera y emocionante entrega de Sex Criminals!!

Esta podía ser la entradilla para anunciar las peripecias de esta pareja que descubrió que el sexo entre ellos se había convertido en “algo más”. Y es que cuando lo practican y llegan al orgasmo el tiempo se detiene. Y, claro está, las posibilidades que se abren ante ellos son prácticamente infinitas, aunque ellos, por querer hacer un bien (impedir el cierre de la biblioteca donde trabaja Suzie) cometen una serie de robos que los van a convertir en el objetivo de unos agentes de la ley la mar de especiales.

Pero como ya conocimos en el final del anterior volumen, ellos no son únicos…

Así que tras robar, casi por casualidad los archivos de la agente Carakegel donde figuran los nombres y localizaciones de las otras personas con “habilidades”, emprenderán una búsqueda que les va a meter en más un problema. Junto a Ana Kincaid, la profesora de universidad y ex estrella del porno (si, no habéis leído mal) buscarán al primero en Miami, no sin antes, ejem regresar al latrocinio más descarado…

Mientras, la líder del grupo policial, Myrtle Carakegel, se ha convertido en amante del doctor Glass, el psicólogo de Jon. Mientras intenta averiguar más datos sobre su paciente, no puede evitar sentir una irrefrenable atracción sexual por el médico, debida sobre todo a su gris vida en familia.

En paralelo seremos testigos de la nueva relación entre Rainbow, el ginecólogo de Suzie, y Rach, la mejor amiga de ésta. La cosa ha comenzado la mar de bien, pero casi de inmediato, el doctor comienza a tener sueños pesadillescos en los que se ve abrumado por los penes de las antiguos, y numerosos, amantes de la chica.

En una sociedad tan pacata con respecto a los temas sexuales como es la estadounidense (sobre todo en los oscuros tiempos que corren por aquellas tierras), la mera existencia de este cómic es una isla de claridad, incorrección y sobre todo, muy buen humor. Los protagonistas rompen habitualmente la cuarta pared y hablan, cara a cara, con nosotros, los lectores.

No hay censura, ni pitidos que nos impidan leer los tacos, y las situaciones sexuales se ven con claridad, pero lo que de verdad te engancha al tebeo es la divertida peripecia en la que los protagonistas se ven metidos. Como suele decirse, al curiosidad mató al gato, y ellos las van a pasar canutas en más de un momento.

Ah, y sobre todo, algo muy importante en nuestras vidas y que nunca debe faltar: El Humor. Se nota que los creadores de la serie, Matt Fraction y Chip Zdarsky se lo pasan teta narrando las aventuras de sus protagonistas y, de hecho, en este tercer volumen podréis ser testigos de una hilarante conversación entre ambos que os hará saltar las lágrimas de la risa.

Así que, lector y lectora, aquí tienes todo lo que querías saber sobre el sexo y nunca pudiste preguntar… Bueno, casi.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


1 + = tres

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD