Vida a través de la botella

"¡Salud!", Philippe Thirault, Nadar (Astiberri)

París. Antoine se despide de su hermano. Va a iniciar una nueva vida en España junto a su mujer Iria, con la que se lleva algunos años. Pero junto a la maleta que siempre lo acompaña lleva un vicio disfrazado de afición por la bebida. Una vez en nuestro país, aun preso de los últimos coletazos del temible franquismo, la pareja abrirá, gracias al dinero de ella, un exitoso bar en el que se reunirá lo más granado de A Coruña. Todo les irá bien, muy bien, pero el súbito éxito se sube a la cabeza del protagonista como si hubiera bebido varias copas de champán: Dinero, coches de lujo… Pese a las advertencias de los que lo rodean y le tienen aprecio, el camino hacia la inevitable caída se inicia sin avisar y pilla a Antoine, como siempre, con una copa en la mano.

Esta historia está protagonizada por un vividor, un cínico que no sabe apreciar todo lo bueno que consigue y está condenado al fracaso una y otra vez. Su carácter chulesco le va a traer más de un problema con la policía de la época, que estaba al quite de cualquier persona que expresara su opinión o pensamientos políticos y pudiera convertirse en un elemento “peligroso” en aquellos oscuros y, afortunadamente, lejanos años de dictadura que enterraron a nuestro país en la oscuridad y el terror. Se dejará llevar, más por curiosidad que por ideales políticos, hacia reuniones, ambientes, en los que peligrará su integridad física…

Antoine no se da cuenta de que, en realidad, no tiene nada. Su vida de lujo y excesos pende de un fino hilo cuyo nombre es Iria, su esposa. Su comportamiento violento hacia ella convierte a este personaje (cuya historia está basada en hechos reales, tal como señala el guionista galo Philippe Thirault) en un número mas de esa terrible cuenta, una lacra que parece no poder eliminarse nunca y que ha dejado ya a docenas de mujeres golpeadas y sin vida en el camino.

Cada vez que Antoine bebe una copa surge ese otro yo que hay en su interior y que no sabe frenar. Lo que podía haber sido una vida de éxito se convierte en un drama oscuro, que a la vez nos desvela un retrato fiel de la vida en aquellos años en los que la férrea dictadura agonizaba. Thirault escribe una historia que, dando hábiles saltos en el tiempo, acompaña en su relato de auge y caída al protagonista, al que retrata tal como es (con todos sus defectos, que son muchos) y nos deja a nosotros, lectores, que juzguemos. Al fin y al cabo, el problema del alcoholismo no nos es ajeno a nadie, ya sea por algún conocido o porque nos haya golpeado directamente.

El dibujante valenciano Nadar, multipremiado por sus obras (“Papel estrujado”, “El mundo a tus pies”) dota, con una personal paleta de colores a la historia, que nos retrotrae a aquellos años setenta y plasma a la perfección un relato que aunque no ha nacido de su imaginación, se ajusta como un guante a su estilo, que evoluciona gráfica y narrativamente. Sabe llevar al papel esta historia que cualquiera de nosotros podríamos contar, ya que está protagonizada por personas normales, aquí no hay héroes o villanos, sino personajes muy reales y como suele decirse, “la realidad a veces supera a la mejor de las ficciones”. Este cómic es buena prueba de ello.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


9 × cuatro =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD