Espejo, espejito mágico

"Belleza", Hubert, Kerascoët (Astiberri)

“Ten cuidado con lo que deseas, ya que puede hacerse realidad”.

Esta podría ser la moraleja de esta historia, la de Hedionda, una pobre chica, poco agraciada físicamente, rechazada por todos por su aspecto físico y el insoportable olor a pescado que ni el mejor de los jabones podía eliminar.

Pero, como en todo buen cuento que se precie, y éste lo es, la desolada chiquilla se encontrará con un sapo encantado, aunque, cambiando las normas habituales de este género, en su interior no estará atrapado un apuesto príncipe, sino que es la cárcel de carne de un hada llamada Mab. La tristeza es la llave que abrirá la imaginaria reja que atrapa al ser mágico que, en agradecimiento, concederá un único deseo a Hedionda. ¿Y qué iba a ser, sino la belleza más arrebatadora y única de todo el mundo? A ojos de todos, será la mujer más hermosa, aunque ella siga viéndose como el patito feo que en realidad, nunca se transformará.

Y pensaréis, pues bien, ya está todo resuelto. Conquistó el corazón de un príncipe y fue feliz y comió perdices…

Nada más lejos de la realidad. En este oscuro cuento, sus trio de autores (Hubert y el dúo de ilustradores conocidos como Kerascoët, Marie Pommepuy y Sèbastien Cosset) no han pretendido crear una narración para contar a los niños antes de dormir, más bien todo lo contrario. En este cuento para adultos, la violencia, el drama van a estar presentes en casi todo momento. Y todo ello provocado por un solo hecho, la presencia de Belleza, nombre con el que se rebautiza a la protagonista y a la que solo con mirar, aunque sea de soslayo, todos los hombres que se cruzarán en su camino caerán rendidos a sus pies, transformados en esclavos de su amor.

Este album integral se divide en tres capítulos que podíamos resumir, sin dar más detalles, como “Hedionda consigue su deseo”, “El amor de un rey no es todo” y, finalmente, el remate a las peripecias de esta desgraciada joven, “La maldición”. Y es que, cuando el amor deriva en obsesión, y esto en celos, el alma de los hombres se corrompe, llegando a hacer cosas innombrables. Al principio de la historia, Belleza es victima de su propio deseo, que la rodea de todo espécimen masculino, llegando a protagonizar momentos muy desagradables. Pero, poco a poco, a medida que pasa el tiempo y los hombres por sus brazos (el obsesionado caballero Odon, el rey Majencio) la protagonista utilizará su don, esa magia que la hace dominar al género masculino. Lo que no sabe es que ella, al fin y al cabo, ha sido un peón más en el malvado juego del hada Mab, que no resulta ser tan bondadosa como parecía en un principio.

Una obra esta, en la que gráficamente, el dúo Kerascoët ha simplificado su estilo al retratar a los personajes si lo comparamos con esa otra maravilla que realizaron junto a Fabien Vehlmann (otro curioso y cruel cuento), titulado “Preciosa Oscuridad”, y solo utilizando un color, sus páginas recuerdan poderosamente a las de “El Dios del Manga”, el japonés Osamu Tezuka, pero pasadas por el tamiz de la BD, claro está. Y con unos fondos y paisajes de una belleza impresionante.

Por su parte, Hubert, el guionista, utiliza elementos clásicos de los cuentos que todos ya conocemos desde nuestra más tierna infancia (Hermanos Grimm, Hans Christian Andersen), que una vez analizados, nos muestran situaciones violentas y sangrientas, y aquí lo hace abiertamente, introduciéndolos en una historia dura, donde los deseos vienen emponzoñados, que podría moverse perfectamente en el mismo universo de otras de sus obras, “Pequeño”, donde estaba muy clara la influencia del mundo creado por Jonathan Swift y sus “Viajes de Gulliver”.

Si tenéis críos, esperad que crezcan un poco para leerles este cuento…

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


1 + = siete

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD