La sonrisa torcida

"La fábrica de problemas", Paco Alcázar (¡Caramba!)

Aún de luto por el prematuro cierre de ese cofre de las maravillas llamado “Orgullo & Satisfacción”, donde se logró reunir a lo mejorcito del humor gráfico patrio, nos vamos alegrando por la publicación de joyas como “Grandes Éxitos” y “El Show de Albert Monteys” que recopilan parte del material de la publicación. Manuel Bartual, en su papel de editor del sello ¡Caramba! pasa al papel todas esas viñetas, digitales, que hasta ahora solo podíamos disfrutar en la tablet o el ordenador. Y su último regalo es la recopilación de tiras creadas por Paco Alcázar, “La fábrica de problemas”.

Una de las características de “O&S” era que todos los autores y autoras que trabajaban en ella poseen un estilo personal, y el de Alcázar es rápidamente identificable. Su mundo se rige, ante todo, por lo surrealista, personajes y hechos que parecen vivir en una realidad paralela que, por momentos, puede rozarse con la nuestra. Y en este particular ecosistema podemos encontrar a padres koalas, desquiciados pilotos de avión, minúsculos invasores, presidentes reptilianos, robots, consagrados autores de cómic, escritores, directores de cine… Y muchos más, componiendo un puzzle que poco a poco, tira a tira, nos lleva, en la mayoría de los casos a una desopilante conclusión.

Y Paco Alcázar lo hace, con maestría, desde el que considero el formato más complicado (y utilizado) para el humor: La tira cómica. Estos breves sainetes dadaístas se componen de tres, cuatro viñetas, en la que el autor nos introduce en un particular universo que hubiera hecho troncharse de risa al mismísimo Roland Topor. Su estilo gráfico es totalmente identificable, así como esa tendencia a “ahogar” a los protagonistas de sus historias entre bocadillos de diálogo. Solo hay que disfrutar, por ejemplo, de esas “versiones” de popularísimos temas musicales, con hipnóticas letras, que nos agarran por el cuello y vuelven a llevar, una vez más a la “Dimension Alcázar”, donde las cosas son de otra manera.

El fin del mundo nunca ha sido tan desquiciado, ni los solitarios pensamientos de un muerto tan reveladores, o el auténtico pavor que se apodera de los vecinos de ese solitario hombre que vive en el mismo bloque, ¿y qué decir del descontrolado destino de ese grupo de patos que emigra?…

He de reconocer que tal vez el humor de Alcázar no sea para todos. Los correctos políticamente, los bienpensantes, más vale que se abstengan de enfrentarse a estas páginas si no quieren terminar aullándole a la luna, o intentando morderse la cola como un perrete desquiciado. ¿O quién sabe? Igual se suman a las hordas de admiradores de Paco Alcázar. Como dijo aquel: “Hasta que no lo has probado, no sabes si te gusta…”

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


3 + = doce

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD