Nada es lo que parece

"Dead Inside", John Arcudi, Toni Fejzula, André May (Planeta Cómic)

En todo grupo animal o humano termina por surgir un ecosistema, una escala en la que los diferentes habitantes ocupan un rol determinado. Este caso también es aplicable a una prisión, donde el director y los guardias ocupan, aparentemente, el escalafón más alto. Pero, un momento, ya que dentro de las celdas, en el comedor y en el patio, existe otra jerarquía a tener muy en cuenta y que determina el día a día del lugar y los hechos que ahí ocurren…

Prisión de Bennett, en ella los encarcelados tienen un nivel medio bajo con respecto a los crímenes que los han llevado a ser huéspedes del lugar, en el que, hasta ahora, no se han vivido sucesos de importancia o gravedad. Hasta ahora.

Aparecen dos cadáveres. Según señalan las pruebas, el reo llamado Donald Gaffney, un tipo delgado, poca cosa, que hasta ahora había pasado desapercibido, ha matado a cuchilladas, eviscerándolo, a McCoyne, un tipo enorme, un auténtico titán de carne y músculo frente a su minúsculo asesino. Posteriormente, Gaffney se ha ahorcado, colgándose de una viga. El caso parece sencillo, la típica vendetta o riña entre reclusos. Caso cerrado. ¿O No?

La detective Linda Caruso, recién transferida al Departamento de Crímenes Carcelarios es un número más, un dato que hace que la presencia femenina esté presente en el cuerpo de policía, un entorno eminentemente masculino. Mientras ahoga sus penas e intenta olvidar su divorcio, suena el teléfono y se la conmina a que acuda a la prisión. El caso es suyo.

Pero si algo caracteriza a la agente es su perspicacia y cabezonería, rasgos ambos que la harán indagar en el crimen y posterior suicidio, ya que hay detalles que no cuadran: La diferencia de tamaño de ambos fallecidos, entre otras cosas. Ni los guardias de la penitenciaría, ni su director, parecen dispuestos a poner mucho de su parte, pero poco a poco, Caruso se irá haciendo con las riendas y descubriendo que hay mucho, mucho más por lo que investigar y descubrir…

El guionista John Arcudi (“Doom Patrol”; “B.P.R.D.”; “Rumble”) y el dibujante serbio afincado en nuestro país, Toni Fejzula (“Veil”; “Lobster Johnson”) se vuelven a encontrar, artísticamente hablando, y construyen una pequeña gran joya del género negro. Argumentalmente hablando nos encontramos ante una matrioska, muñeca rusa, que a medida que vamos abriendo encontramos una pista, un suceso que nos conduce irremediablemente hacia un desenlace del todo inesperado, ofreciendo un momento de extrema tensión en cada final de capítulo. Nada es lo que parece en esta historia y todo el mundo parece ocultar algo.

Gráficamente, Fejzula, con un estilo muy personal, hace un talentoso despliegue de expresiones y la representación de unos personajes con unos rasgos muy marcados, definiendo su personalidad, y regalándonos una fluida narración grafica que se complementa a la perfección con el color de André May, dando ese tono noir a toda al historia.

¿Logrará descubrir la detective Caruso lo que se esconde tras los barrotes de la prisión? ¿Podrá confiar en los más cercanos? ¿Sabrá reaccionar cuando se encuentre atrapada en medio del caos más absoluto y peligroso?

El volumen viene rematado además por una galería de diseños comentado por el propio dibujante y una extensa galería de pin ups donde, curiosamente, vamos a encontrarnos con muchos nombres de autores españoles, la mayoría compañeros y algún ex alumno aventajado del propio Fejzula en la Escola Joso, donde es profesor. Un magnifico cierre de un cómic imprescindible para los que amamos el género policiaco.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− 9 = cero

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD