La fiera de mi niña

"Zorglub 1. La hija de Z", José Luis Munuera (Dibbuks)

Si con tan solo haber leído la primera página de un cómic ya estás esbozando una sonrisa cómplice, es que el viaje empieza bien, muy bien.

Todos los que somos aficionados a disfrutar con las aventuras del botones pelirrojo, conocemos de sobras a su némesis, ese archienemigo que todo héroe ha de tener si quiere preciarse de serlo. Pero con los años, el espigado Zorglub se ha llegado a redimir y, aunque es innato en él un “reverso oscuro”, con el tiempo hemos sabido que también tiene su corazoncito.

Y es en este album donde vamos a ver esa, digamos, faceta suya, la paternal. Se nos presenta a Zandra, heredera de todo ese imperio construido por su padre a base de vender sus inventos a los ejércitos. Pero la chica, en plena efervescencia adolescente, está más interesada en experimentar los placeres del besuqueo con su amigo André que en ocuparse de otras cosas, entre ellas, la excesiva sobreprotección de su progenitor.

Justo aquí es cuando las cosas se ponen extremadamente divertidas, con persecución incluida, que nos terminará llevando a la ultrasecreta isla del villano, el único lugar donde se siente tranquilo del todo, ¿o no? Su ayuda de cámara, el robótico Fredorg, que ha sido diseñado con la más pura de las disciplinas británicas (ojo, me refiero a la hora de servir a su amo…), le recuerda que ha llegado la hora en la que tenga una seria charla con su rebelde hija, cosa que hace que el ceño se le frunza a Zorglub, que siempre ha evitado el “tema”…

Para completar el elenco de personajes, en escena aparece el General, un militar que ha tenido numerosos tratos con el inventor pero que, como todo buen maloso, guarda una agenda secreta que va a generar el caos en la isla y hará que los hechos se precipiten, poniendo en grave peligro las vidas de Zorglub, Zandra y el pobre André, que como si de un muñeco de goma se tratara, va rebotando de un lado a otro, conociendo de paso los secretos recovecos de este ultratecnológico paraje.

Y, claro, hasta aquí puedo contaros del argumento. Lo único que sí que puedo certificar es que en este primer album de la nueva colección su autor, José Luis Munuera, ha volcado todo su talento, gracias al cual es uno de los artistas más admirados en Francia, país desde donde ha desarrollado su fértil carrera desde mediados de los años noventa (“Sortilegios”, “Navis”, “Walter el Lobo”, “El juego de la luna”, “Fraternity”, “Los Campbel”…) además de tener el inmenso honor de haber sido el único dibujante español encargado de plasmar las aventuras de Spirou durante una elogiada etapa, junto a los guionistas Morvan y Yann, así que la elección para que iniciara esta nueva colección resulta de lo más lógico y acertado. Trabajador incansable, en la historia demuestra un genial manejo del slapstick, con escenas de acción super divertidas y, además, llegado el momento, hace un despliegue de su talento como ilustrador y nos ofrece un regalo, una sorpresa que prefiero que experimentéis por vosotros mismos (eso sí, con homenaje incluido a ese genio del manga llamado Masamune Shirow).

Como guionista, Munuera también pone el nivel muy alto, con una historia que se disfruta volando, repleta de guiños (atención a los carteles de las dos películas que Zandra y André van a ver al cine) y una revelación paterna totalmente inesperada. Porque, al fin y al cabo, ésta es la historia de un padre y su adorada hija (los que lo seáis, seguro que os llegáis a identificar con la rígida actitud de Zorglub).

¿Qué más os puedo decir? Gran dibujo, diversión, peripecias sin fin… El coctel perfecto para pasar un muy buen rato. ¡Salud!

 

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


2 + = once

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD