Con H de Humor

"Mad: Grandes Genios del Humor - Wally Wood vol. 1", Wally Wood (ECC Ediciones)

Resulta extremadamente curioso que, excavando en la vida personal de algunos autores de cómic a los que admiramos, nos encontremos con personalidades contradictorias. ¿Quién iba a imaginar que tras las divertidas, desopilantes y geniales parodias de un genio de los cómics y el humor como Wally Wood nos encontremos con una personalidad en extremo complicada, que tuvo un final de lo más dramático? Pero, en fin, una cosa es la vida real y otra la que disfrutamos a través de este medio, el Cómic.

Volvamos a lo que realmente nos interesa, el medio en el que fue un auténtico genio: Wally Wood dedicó toda su vida a las viñetas, realizando cientos de paginas, muchas veces de una manera totalmente anónima, trabajando en estudios en los que se codeó con otros grandes del cómic como Jack Kirby (“Sky Masters of the Space Force) o el mismísimo Will Eisner (“The Spirit in Outer Spirit”). Con una formación artística prácticamente nula pero un talento y capacidad de trabajo impresionantes se forjó una carrera en su profesión.

A lo largo de su fértil carrera no hubo gran o pequeña editorial en la que no trabajara (Marvel, DC Comics…)

Pero si todos lo conocemos especialmente es por sus historias, divertidas parodias en las que, bajo la cabecera de la revista satírica MAD, no dejaba títere sin cabeza, ya fueran personajes de las viñetas o historias de genero (terror, ciencia ficción).

En el primer volumen dedicado a esta etapa nos vamos a encontrar con una genial selección de historietas que se caracterizan por tres detalles: El primero, claro está, el gráfico. Wood es un maestro del dibujo y la caricatura, controla a la perfección a sus personajes (el atractivo, las voluptuosas curvas de sus protagonistas femeninas, queda grabado a fuego en las retinas de los lectores) así como el detallismo con el que adorna algunas de sus viñetas y un manejo del sombreado que es para quitarse el sombrero (de hecho, el joven Wally fue un gran admirador de dos Grandes de la Viñeta, Alex Raymond y Milton Caniff).

En segundo lugar, el cinismo, la mala baba con la que impregna sus historias y que dejan ver algo de la complicada personalidad el autor de la que os hablaba al principio, que en el momento más inesperado podía sorprender con estallidos de ira. Sus parodias llevan un sello indeleble que nos van a hacer reír seguridad, porque siempre sabe darle la vuelta a un personaje o a una situación, provocando la inevitable carcajada.

Y como tercer detalle, los profusos textos y diálogos de las historietas, bocadillos que se convierten en un personaje más.

Viajaremos al distante futuro con “Masas informes” (que me ha recordado en algunos detalles a cierta producción de Pixar…), conoceremos aun visitante que viene de las distantes estrellas, “¡Babamoco!”; si os gustan los relatos de terror, agarraos por que con “¡V-Vampiros!” vais a temblar… Y bueno, que decir de la particular visión que el autor tiene de ciertos iconos de los cómics: “¡Superboboman!”; “¡Los Black end Blue Hawks!”; “¡Teddy y los piratas” y “¡Batboy y Rubin!”

Preparaos para que vuestra mandíbula se desencaje, ¡ha llegado la hora de reír!

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− 5 = cuatro

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD