Cuéntame un cuento

"Más cuentos de Din Don", Jan (Asociación Cultural Tebeosfera)

Érase una vez un muchacho que, con apenas veinte años, tuvo que emigrar junto a sus padres a la lejana Cuba. En su país de origen, España, había comenzado la que sería su carrera, pasando del dibujo técnico al artístico (el tebeo) para una publicación llamada Yumbo. Pero fue realmente en Cuba donde desarrollaría su inmenso talento que, con el tiempo, lo convertiría en uno de los grandes nombres de la Historieta española (si queréis conocer a la perfección y con todo lujo de detalles el resto de la historia, os recomiendo la lectura de “Jan, el genio humilde”, volumen también publicado por Tebeosfera).

En este segundo, y último, album, vamos a disfrutar de las versiones de cuentos que el por aquel entonces Juan José (es como firmaba su obra) y una serie de guionistas adaptaban para el medio gráfico. Algunos tal vez no os suene demasiado, como el dedicado a “Iván el brujo”, donde un inteligente chaval conseguirá, gracias a su maña, superar la misión que le impone el temible monarca de su país. Jan, junto a Ivette Vian nos ofrecen una visión de los poderosos que se repetirá en otras historias, no dejándolos en muy buen lugar.

“El hombre y el tigre” es otro de estos cuentos, esta vez junto a Karla Barro. En el seremos testigos del “juego” que se establece entre un hombre y un taimado tigre con mucha hambre. ¿Ganará la inteligencia del humano o las ganas de devorarlo de la temible bestia?

Y de aquí pasamos, digamos, a las narraciones más conocidas por todos los que hemos disfrutado de los cuentos cuando éramos pequeños. Eso sí, vamos a encontrarnos con un formato diferente, “resumido” de estas historias, pero que para nada pierden la fuerza y, sobre todo, el mensaje que tratan de transmitir al joven lector. ¿Quién no conoce a “El patito feo”. Junto a Zoia Zandor, el dibujante nos narra las vicisitudes que ha de padecer la pobre y desgarbada ave.

Y en “Meñique” quedará demostrado que la fuerza no lo puede todo, más bien lo contrario, ya que el diminuto protagonista de la historia demostrará, junto a una serie de artilugios encantados, como le puede dar una lección a otro de esos dictatoriales monarcas que Juan José y Freire retrataban a las viñetas. Tres cuartos de los mismo le ocurre a “El sastrecillo valiente”, que tendrá que tirar de ingenio para sobrevivir a la misión impuesta por su monarca. Nada más y nada menos que apresar a dos gigantes… Martha Suarez adapta el cuento de los Hermanos Grimm

¿Quién no ha disfrutado de una y mil versiones del “Pinocho” de Collodi? En esta ocasión. C. Bayer nos ofrece, junto a Jan, una versión extremadamente resumida de sus peripecias, saltándose alguna que otra parte (imagino que debido al limitado número de páginas).

Y dejo para el final tres historias, no cuentos, que completan este magnífica recuperación de la etapa cubana de Jan. En “Cómo el ajedrez enseñó a un rey soberbio” se adapta una antigua leyenda en la que un anciano llamado Sahisa va a dar la lección más importante de su vida a un aburrido rey. Y lo hará gracias al ajedrez.

Juan Padrón, el creador de esa maravilla de la animación titulada “Vampiros en La Habana”, adapta un cuento de Agenor Marti, titulado “El triste”. En él vamos a encontrarnos con un Jan diferente gráficamente hablando, que experimenta soluciones narrativas muy alejadas de ese estilo suyo que ya empezaba a aflorar y nos resulta tan reconocible. Y una buena muestra de éste es la adaptación que el autor hace de “El Quijote”, obra inmortal de la literatura española. Y lo hace esmerándose al máximo, introduciendo la trama manual en los fondos y, logrando en pocas páginas una breve, pero genial visión de las peripecias de El Hombre de la Mancha.

Ya lo he manifestado en muchas ocasiones, y lo repito aquí. La labor de los miembros de la Asociación Cultural Tebeosfera es impagable, sorprendiéndonos cada cierto tiempo con un libro que recorre la historia del tebeo en nuestro país, o la semblanza de un determinado autor. O, como en esta ocasión, el tesoro contenido en estos dos álbumes dedicados a Jan.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


nueve + 1 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD