Hijo de la velocidad

"Flash: Impulso", Mark Waid, VV. AA. (ECC Ediciones)

La larga “estancia” del guionista Mark Waid al frente de la colección del Flash dio para mucho y bueno. En este tercer volumen que recoge toda su etapa comenzamos con un plato especial. Un, llamémoslo así, prólogo, en el que Wally West va a compartir varias aventuras con sus compañeros de la Liga de la Justicia Internacional. Estos números, publicados originalmente en la colección “Justice League Quaterly” los llevará a enfrentarse a la legión de robots creados por el maligno profesor Anthony Evo, encontrar a Sue, la desaparecida mujer de Ralph Dibny; luchar contra la nueva formación de Conglomerado en un acto benéfico y, finalmente, a un letal virus creado por Ira Quimby.

Y tras este precalentamiento, nos sumergimos de nuevo en las aventuras de Flash en su ciudad, Keystone City, donde ya todos sus habitantes lo adoran y han adoptado como principal defensor, aunque ahora, de vez en cuando, de entre las sombrar surja Argus, otro héroe cuyo origen conocimos en el anterior volumen y que en este tendrá un especial protagonismo. Pero antes, un tranquilo día de asueto en un centro comercial se va a convertir en algo dramático cuando aparezca un nuevo villano dispuesto a aguarle a Wally y Linda Park su rato de esparcimiento. Se trata de Razer, un tipo verdaderamente intocable. La destrucción que va a ejercer sobre el lugar tendrá muchas importancia en el futuro más cercano y va a tocar de lleno a la credibilidad del héroe escarlata…

Las navidades terminarán de una forma abrupta cuando a Wally le llegue la citación con la denuncia de una antigua empleada del centro comercial que quedó horriblemente desfigurada y paralítica al no ser salvada por Flash. Y justo aquí los hecho se van a desarrollar a gran velocidad, ya que hay alguien muy oscuro y vengativo moviendo los hilos de todo lo que ocurre. Y por si esto fuera poco, Linda investiga unos misterioso sucesos relacionados con un culto devoto a las serpientes.

Agotado, llevado al límite, Flash deberá enfrentarse y desenmascarar a uno de sus mayores enemigos. ¿Podrá conseguirlo?

Pero uno de los arcos argumentales más importantes de la serie viene a continuación e involucra a un nuevo personaje, un jovencito que viene del futuro y que tiene mucho que ver con el mundo de la velocidad. Pero no adelantemos acontecimientos, ya que antes de que conozca al alocado Bart, Wally deberá enfrentarse a uno de los momentos más difíciles de su carrera, ya que queda atrapado por la fuerza de la velocidad…

Pero lo mejor está aún por llegar, ya que finalmente las tramas se unirán y mientras Flash trata de atrapar a Impulso, Linda, Iris y El Flautista se enfrentarán a las hordas de Kobra, el líder del culto a la serpiente. Y finalmente, coged aire, ya que Wally por fin va a saber quién fue el desconocido que apareció en su habitación cuando era solo un chaval. Un punto muy importante en lo que sería su futura vida como velocista.

Junto a Mark Waid, el genial Mike Wieringo sigue ilustrando las aventuras de Wally West y, ¡redoble de tambores !La llegada a la colección de Carlos Pacheco, con uno de sus primeros trabajos para el mercado estadounidense.

Una saga ésta que se devora a la misma velocidad que las geniales aventuras que se nos narran. ¡Corred a por ella!

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


siete × = 28

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD