El último peldaño

"Relatos terroríficos núm. 14", Junji Ito (ECC Ediciones)

Cuando pensábamos que la pesadilla había terminado, un fugaz escalofrío nos recorre la espina dorsal y, al volver la cabeza para mirar, vemos una última (por ahora) entrega de esta mayúscula antología dedicada al terror más absoluto, lo desconocido y cómo se apodera de la realidad cotidiana de sus protagonistas. Y es que a Junji Ito se le puede considerar, por méritos propios, como uno de los grandes maestros del manga de terror. Y para ello tan solo hay que echarle un vistazo a la ya extensa obra que ha sido publicada, entre otros, por ECC: “Gyo”, “Hellstar Remina”, “Black Paradox”, “Visiones del mal”, su particular versión del “Frankenstein” de Mary W. Shelley, la novela breve ilustrada “Punzadas de fantasmas”…

En fin, que si lo deseáis, podéis daros un auténtico festín con la personal obra de este mangaka que abandonó su profesión de protésico dental para adentrarse en el mundo de las pesadillas. Y a modo de “hasta muy pronto”, llegamos a la entrega número catorce de estas historias cortas que te cortarán la respiración, pequeñas y amargas píldoras que nos llevan al otro lado, ése en el que, gracias al talento e imaginación del autor, lo pasaremos francamente mal. Una vez leídas, las historias de Ito te persiguen como un fantasma.

Comencemos pues, con estos cuatro episodios. El primero de ellos, titulado “La ciudad de las tumbas” nos lleva junto a los jóvenes Tsuyoshi y su hermana Kaory, que van a visitar a una amiga, Azumi. En el camino tendrán un inesperado accidente que marcará los hechos del futuro más próximo. Aunque, la sorpresa mayúscula llega al internarse en la desconocida urbe, que se encuentra plagada de tumbas en los lugares más inesperados… ¿Cuál es la razón para esta “extraña” costumbre? ¿Qué ha ocurrido con la desaparecida hermana de Azumi? ¿Qué relación tiene con todo esto lo que se esconde en el maletero del auto de los jóvenes hermanos?

Padecer amnesia debe de ser algo terrible, no recordar a tus seres queridos, tus amigos, en resumen, tu vida… Lisa la padece en el siguiente relato, “Queridos ancestros”, en el que, con la ayuda de su amigo Shûichi irá recuperando retazos de su memoria, mientras lucha contra unas temibles pesadillas en las que es perseguida por una enorme oruga.

Pero Shûichi tiene un especial interés en que la muchacha regrese a su casa a ver a su enfermo padre, ¿Qué se oculta tras este ofrecimiento? Junji Ito nos regala una historia en la que con su habitual ironía nos habla de la familia, la actual y la pasada…

En un hospital está internada Ami, una muchacha que vive en un constante estado de terror absoluto, ya que confiesa, entre temblores, que todas las noches viene a visitarla la Parca, la muerte que se la quiere llevar…

Por otro lado, Tetsurô, es un paciente que duerme durante largas temporadas, en su mente han pasado días, meses, hasta años… Y su cuerpo comienza a padecer una extraña transformación, alejándose cada vez más de la humanidad. ¿Cuál es el nexo de unión de estas dos personas? Solo lo sabréis al leer “Sueños Largos”.

Hablando de dimensiones y medidas, el último relato con el que termina el volumen se titula “Alucinando con cuellos”. En él, su protagonista, Oshikiri, vive preso de una obsesión que lo persigue tras haber asesinado a su amigo Nakajima. De pronto, ante los ojos del chico, los cuellos de todos los que lo rodean comenzarán a estirarse, transformando a sus dueños en horribles seres. ¿Vive una pesadilla o es realidad?

Y hasta aquí hemos llegado, no quiero arrebataros ese momento de supremo terror que llega al conocer la conclusión de estas escalofriantes historias, así que si queréis saber como concluyen, sumergíos en sus páginas. Junji Ito nunca decepciona, os lo aseguro…

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


siete × 2 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD