Bruce Wayne no more!

"Grandes Autores de Batman: Ed Brubaker - La escena del crimen", Ed Brubaker, Scott McDaniel (ECC Ediciones)

¿Cuál es la misión número uno en la lista de Batman, el Caballero Oscuro? La respuesta es harto sencilla, desde que viste el uniforme que hace que el miedo crezca en el corazón de los malhechores, ha sido el defensor de su ciudad, Gotham, a la que le une un vínculo irrompible. Pero, ¿Qué ocurriría si todos os habitantes de la urbe dejaran de mirar a Bruce Wayne, el rostro que se esconde tras la máscara, como su principal benefactor?

El final del anterior tomo dedicado a la etapa del guionista norteamericano Ed Brubaker a cargo de esta colección no puedo ser más impactante. Y es que, en el que parecía uno de esos momentos de tregua que la vida le regala al solitario millonario, de pronto surgía el drama, y su pareja de los últimos tiempos, Vesper Fairchild, una periodista, era asesinada en la propia mansión Wayne. Todos los indicios señalan a Wayne como el asesino de la mujer, por lo que es arrestado e ingresado en prisión. Pero si esto ya es malo, lo que realmente se convierte en una tortura para él es el juico público al que es sometido, declarándolo culpable antes de pasar por el juzgado. Todo esto hará que Bruce tome una decisión muy importante, tal vez la más radical de su vida y que hará que todos los que, hasta ahora, eran sus aliados, lo miren con extrañeza.

Tras escapar de la cárcel, hecho que no le resulta nada complicado (es Batman, recordadlo) borra de la existencia a Bruce Wayne. Ya no va a volver a quitarse la máscara, y así se lo comunicará a sus pupilos, Robin, Nightwing y Batgirl, con los que tendrá algo más que palabras…

Una vez tomada esta decisión, las siguientes semanas serán intensas. Por una parte, su guardaespaldas, Sasha Bordeaux, es sometida por la policía a un tenaz interrogatorio, ya que las fuerzas del orden piensan que ella fue cómplice de Wayne. Por otro lado, la vida “criminal” sigue en Gotham y un nuevo villano aparece para hacerle el día a día más “divertido” a su adalid. Nicodemus es un pirómano asesino que le va a poner las cosas difíciles a Batman, ya que su principal objetivo son las fuerzas vivas de la ciudad, algunos políticos y el alcalde de Gotham.

La noche reúne a los seres que habitan en ella, y es inevitable que el murciélago se encuentre con la gata. De regreso a un callejón de infausto recuerdo, la singular pareja se encargará de unos secuaces del Joker que, sin el liderazgo del payaso, se están pasando de la raya.

Pero todo esto es una especie de prólogo para el verdadero objetivo de Batman, que no es otro que el de descubrir quién está tras el asesinato de Vesper. La solución al caso le toca de lleno a él y a su entorno.

En este volumen también vamos a disfrutar de otras historias autoconclusivas, breves “paradas” de la trama principal: En al primera, en plenas navidades gothamitas, Santa Klaus llega a la ciudad , pero en forma de peligroso villano; Un viaje al pasado nos mostrará a un precedente del Caballero Oscuro, el Murciélago negro, ¿o tal vez es al revés?; En una historia dibujada por Sean Phillips (“Fatale”, Kill or be killed”…) Batman es convocado por el policía que lo atendió en día que asesinaron a sus padres.

Y así todas, un buen montón de buenas historias, escritas por uno de los grandes guionistas del medio, Ed Brubaker, que siempre las impregna de su género favorito, el criminal, en el cual nos ha ofrecido (y sigue haciéndolos) auténticas obras maestras. El tandem se completa con un Scott McDaniel en plenas facultades, que hace de cada página una obra de arte.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− 7 = dos

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD