Los sibaritas de la muerte

"Deathco núm. 4", Atsushi Kaneko (ECC Ediciones)

En el anterior volumen de esta serie, nos quedamos boquiabiertos con un tremendo cliffhanger: ¿Lograría huir el doctor Shikata y expandir la terrible y letal fórmula que podía exterminar a la humanidad?

En la primer aparte de esta cuarta entrega, la cosa quedará solucionada “gracias”, cómo no, a la profesionalidad de cierta chiquita, un auténtica maestra en el arte de matar. Se mueve como una sombra, con la rapidez de la brisa y, cuando menos te lo esperas, estás rodeado de cadáveres ensangrentados, asesinados con los curiosos gadgets que la propia muchacha confecciona.

Pero tras la conclusión de este “encargo”, nos vamos a meter de lleno en un arco argumental de lo más jugoso. Conoceremos a un nuevo personaje, un reaper muy especial. Su nombre es Deevil y se dedica a matar a otros reapers. Es una auténtica fuerza de la naturaleza, ese “coco” con el que sufren terribles pesadillas todos los asesinos de la ciudad, trabajadores de la empresa Guild. Saben que si su camino se cruza con este tipo de lengua bífida, pueden dar por sentado que su sentencia de muerte está firmada…

Pero el temible Deevil sólo ha tenido una némesis a su altura, alguien que ya hace tiempo que se retiró y ahora pasa las horas comiendo, casi incapaz de moverse, en un refugio secreto cuya única compañía es un monstruo marino y, claro está, el servicial Li y, cómo no, la rebelde Deathco. Pero a estas alturas de la historia aún no sabemos nada de esta oronda mujer, Madam M. ¿Quién es? ¿A qué se dedicaba? Y sobre todo, ¿por qué todos y cada uno de los reapers la respetan y temen?

El pasado. En un salto hacia atrás en el tiempo conoceremos a esa otra Madam M, la asesina perfecta, cumpliendo todos los encargos con celeridad y maestría. Pero había otra “cara” en esta mujer, una más monótona, cercana a la realidad cotidiana. Lo malo es que ese pálpito, el irrefrenable deseo de matar aparecía, de pronto, y sin poder reprimirse se lanzaba a las calles en busca de su próximo “cuello”.

Es justo entonces cuando se inició la curiosa “relación” de Madam M y Deevil, un combate brutal entre dos máquina de muerte. ¿Hacia que lado se inclinará la balanza? ¿Qué conoce Deevil de la otra existencia de Madam M?

Una vez más en el presente, la líneas de vida de Madam M y Deathco irán en paralelo, ya que en un nuevo encargo, borrar del mapa a un soplón de la mafia, los caminos de Deevil y la chica se van a cruzar… ¿Quién sobrevivirá?

He de confesar que el descubrimiento de la obra de Atsushi Kaneko, una auténtica joya dentro del magnífico catálogo manga de la editorial ECC,  ha sido una de las grandes alegrías que me he llevado en los últimos tiempos. Sus historias se salen de lo habitual, como la pesadillesca “Wet Moon” o esta original “Deathco”, por no hablar de su manera de narrar, con una fluidez y maestría que te deja temblando, boquiabierto. Todo esto unido a un estilo gráfico extremadamente personal, lo convierten en uno de esos mangakas a los que hay que seguir. Sí o sí.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


dos × 2 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD