Tres en la carretera

"Green Lantern/Green Arrow", Dennis O´Neill, Neal Adams (ECC Ediciones)

Para El Mundo entero, pero en concreto los Estados Unidos, la década de los setenta fueron tiempos de revueltas sociales, protestas, cambios… Aquella época fue el “fin de la inocencia” para muchos que se dieron de bruces con la realidad, las injusticias que se cometían a diario al otro lado de la “seguridad” de las puertas de sus casas. Inocencia y esperanza que quedarían en el camino tras las casi sucesivas muertes de grandes líderes que intentaron cambiar el devenir de los tiempos y por la maldad del ser humano, no pudieron cumplir con su sueño. Hablo, por supuesto de JFK y Martin Luther King.

Obviamente, la rebeldía que nació de estos sucesos tuvo su reflejo en todos los medios artísticos, y los cómics no podían ser menos. El tandem artístico formado por el guionista Dennis O´Neill y el dibujante Neal Adams habían traído de vuelta a Batman a la oscuridad que era su habitat natural, despojándolo (al fin) de todo el colorido sesentero. Pues bien, ellos y sólo ellos fueron capaces de hacer algo que pocos autores han conseguido, es por ello que se les podría calificar como pioneros. En una industria controlada por la férrea garra del Comic Code, este dúo consiguió que en una colección se dejaran a un lado las interminables peleas contra villanos que pretendían dominar el mundo y se hablara de problemas reales.

Y fue en el volumen dos de la colección correspondiente a Green Lantern, que fue rebautizada como Green Lantern/Green Arrow, donde lo hicieron. Y ya en el primer número, Hal Jordan visitará el, aparentemente idílico pueblecito de Valley Piper, donde los alegres lugareños viven entre el humo de la polución de las fábricas, industria que fabrica un extraño artefacto llamado ¿Kaluta? Pero, ¿Quién se esconde tras esta colorida fachada? Sólo gracias a la ayuda de Oliver Queen, el recién creado tandem de héroes será capaz de llegar hasta la oscura verdad.

Y justo ahí se iniciará un largo periplo por los verdaderos Estados Unidos de la época. Acompañados por un recién degradado Guardian de Oa, con los que Green Lantern ha tenido sus más y sus menos, el trío viajará a lugares como Desolación, donde una vez más tendrá que ponerse a prueba su heroísmo frente a un tipo detestable que maneja el lugar con puño de hierro, “Slapper” Soames.

Pero no solo en La Tierra compartirán aventuras, ya que en un súbito viaje a un lejano planeta llamada Maltus, se tratará con talento el tema de la superpoblación. Aunque no hará falta que atraviesen el cosmos para encontrarse con una de las peores lacras que padece la sociedad, el machismo y la violencia. Y lo harán en un colegio privado, Meadow Hill, en el que el personaje que menos esperamos mueve los hilos de las vidas de los pequeños e inocentes residentes.

En estas historias, auténticos clásicos, no podía faltar el elemento femenino. En este caso en las figuras de Canario Negro, que mantiene una relación “tumultuosa” con Oliver Queen y que gracias a ella saldrá de más de un aprieto y de Carol Ferris, el amor de siempre de Hal Jordan, y a la que se encontrará por casualidad en este viaje.

Pero tal vez la historia más conocida de esta larga saga es la que implica al pupilo de Green Arrow, Speedy. La rebeldía de la juventud de la época se vio deformada por el mundo de las drogas, y en esta historia titulada “Los pájaros de nieve no vuelan”, Queen padecerá en sus propias carnes lo que significa que una persona que te importa se deja caer en el abismo de los estupefacientes.

Después de este buen puñado de historias, ya nada será igual para sus protagonistas y se convirtieron en una puerta por la que pasaron muchos más autores. Los tiempos estaban cambiando.

La calidad de los valientes guiones de Dennis O´Neill es indiscutible y, por si esto fuera poco, nos encontramos a un dibujante como Neal Adams en auténtico estado de gracia, regalándonos a los lectores una de sus mejores etapas.

Estos cómics, integrados en el volumen publicado por ECC, son un reflejo de una época y unos problemas con los que, por desgracia, seguimos viviendo. Se podría resumir con la frase: “El hombre es el peor enemigo del hombre”.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


1 + cuatro =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD