Dientes, dientes…

"Marvel Saga 38. El Castigador 7: Barracuda", Garth Ennis, Goran Parlov (Panini Comics)

Hay personajes con suerte, vaya que sí. Si no, que se lo digan a Frank Castle, más conocido como Punisher (o El Castigador, para los más maduritos de la sala). Siempre ha existido una contradicción creativa con este personaje. Y es que no se trata de un superhéroe, es más bien un justiciero, bastante sanguinario (todo hay que decirlo), muy en la onda de escritores de género negro como Mickey Spillane, que dieron un nuevo significado al hard boiled. Su papel en el Universo Marvel ha sido, casi siempre, el de outsider. Un tipo con una agenda y moral muy personales que en pocas ocasiones ha casado con los pensamientos heroicos de los supertipos.

Pero mira por dónde que, como decía, una invisible varita mágica tocó la cabeza de Castle, cuyas andanzas serían narradas en un nuevo sello llamado MAX, en que se daba un tratamiento más adulto a ciertos personajes. Y qué mejor guionista que el irlandés Garth Ennis (“Preacher”), que ya nos había demostrado (y de sobra) hasta donde podía llegar con sus historias. Sus creaciones son deslenguadas, violentas y, cuando se pone serio, no hay nadie que lo gane.

Así que se puso manos a la obra, y junto a su compañero de fatigas y amigo, el recientemente fallecido Steve Dillon, llevó a El Castigador a lugares y situaciones donde nunca ningún guionista se había atrevido (o no lo habían dejado) ni siquiera acercarse…

Pero en este nuevo volumen, titulado “Barracuda”, el genial Steve Dillon se tomó un merecido descanso de los lápices y dejó a Ennis junto a otro gran dibujante, el croata Goran Parlov, con el que, sin él saberlo todavía, iba a compartir más de una aventura comiquera en el futuro.

Y en esta saga de seis números, Frank Castle se va a enfrentar a dos cosas: La primera, una multinacional del mercado energético, Dynaco, que desde que empezó a ser dirigida por el hábil Harry Ebbing, ha convertido la vida de sus trabajadores y accionistas en un paraíso de fiestas, drogas y prostitutas. Claro está, eso no se consigue siguiendo las leyes. Y es por ello que El Castigador conocerá, casi por casualidad, a Stephens, ejecutivo de la empresa que se ha ido de la lengua y al que Castle salva de ser asesinado por una violenta banda de camellos, traficantes de cocaína.

El segundo obstáculo de esta historia es, tal vez, el más problemático. Ya que Ebbing no se anda con chiquitas y tiene a un “asociado” de los más extremo, un tipo llamado Barracuda. Más de dos metros de músculo, mala leche y fuerza bruta. ¿Y sabéis qué? Todo el que se cruza en su camino acaba mordiendo el polvo, de una manera u otra… Y Frank Castle no va a ser menos.

El tercer eje de la historia será el flirt que tiene Dermot Leary, la mano derecha de Ebbing, y la curvilínea esposa de éste, que además de acostarse con todo el que se cruza en su camino, tiene un osado plan para desplumar a su maridito.

Castle ha encontrado a su enemigo definitivo, una imparable fuerza de la naturaleza que le va a poner las cosas muy, muy difíciles. ¿Podrá librarse de los afilados dientes de este auténtico depredador?

Genial arco argumental de Ennis, que además de regalarnos su cínico humor negro al que estamos acostumbrados, de paso hace una dura crítica de todas esas grandes multinacionales, culpables de la gran crisis mundial que azotó a todo el planeta y de la que aún estamos intentando salir.

Parlov realiza un tremendo trabajo, que lo llevaría a trabajar en varias ocasiones con Ennis, como en la propia miniserie de Barracuda, o en “Fury MAX”, donde un anciano Nick Furia narraba varia de sus andanzas en escenarios belicos. Y acaba de hacerse público que la pareja volverá a reunirse en “Punisher: Platoon”, la historia nunca contada de Frank Castle y Vietnam. Casi nada.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


8 − seis =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD