Un buen lugar para morir

"Paletos cabrones vol.3: Bienvenida", Jason Aaron, Jason Latour, Chris Brunner (Planeta Cómic)

El condado de Craw, en el sur de los Estados Unidos. Cuna de hombres valerosos y duros como un roble. De tradiciones, orgullo patriótico… Pero también de un odio que se ha filtrado a estas tierras malditas, una violencia soterrada que está esperando a explotar al más mínimo roce. Un lugar en el que el crimen campa a sus anchas y el temor hace que todo el mundo tenga la boca cerrada… No, el condado de Craw no es un buen lugar para vivir, pero era el lugar de nacimiento de Earl Tubb, y allí descansan sus apaleados huesos, asesinado por el hombre que maneja, como un sangriento titiritero, los destinos de los habitantes del lugar, el entrenador Euless Boss.

Si en los dos anteriores volúmenes de esta serie conocimos el cruel destino de Tubb y el oscuro pasado de Boss, en éste, al que podríamos subtitularlo como “Vidas cruzadas”, vamos a ser mudos observadores de las existencia de algunos de los habitantes del lugar, comenzando a recomponer un puzzle que nos dará una imagen clara y definida del perfil de este lugar.

El sheriff Hardy, ex jugador de futbol americano, una estrella en ciernes cuya carrera se vio truncada y que terminó convirtiéndose en el brazo fuerte de la ley. Eso sí, siempre bajo la sombra del que fue su entrenador, y cuyos chanchullos y actividades ilegales sigue ocultando. Pero de tanto tensar el imaginario hilo, puede que éste se rompa. El pasado pesa demasiado sobre los hombros del policía y hay hechos que no pueden enterrarse en el olvido…

Esaw es el lugarteniente de Boss, un perfecto ejemplar de “paleto cabrón”, un redneck de manual: Racista, hiperviolento, bebedor, drogadicto y obsesionado con el sexo. Es el brazo ejecutor de la ley del Entrenador en el pueblo, y todos los que pasan a su lado agachan la cabeza, ya que el volcán que lleva en su interior puede explosionar a la mínima. Y llega uno de los momentos más importantes del año, por no decir el que más: El partido contra sus grandes rivales, los Warriors del Condado de Wetumpka, a los que siempre han hecho morder el polvo, aunque parece que en esta ocasión, los chicos de Boss, los Runnin´Rebs no están muy por la labor.

El diácono Boone es un hombre criado en la naturaleza, capaz de sobrevivir con poco más que un machete. Un tipo muy duro. Y con esta misma férrea manera de ser imparte la religión a unos lugareños que, ciegos por creer en algo, llegan a poner hasta sus vidas en peligro al seguir a este peligroso “mesías”. Un tipo que hace cumplir la ley a su expeditiva manera, borrando del lugar a los que han sobrepasado los límites que él mismo ha impuesto.

“Tarugo”, Eugene Maples, es otro de los hombres del Entrenador, un tipo con no muchas luces al que le cae el marrón de entrenar a los desilusionados chicos del equipo de futbol americano, una tarea que no va a ser nada fácil, y menos con las constante presión que ejercen sobre él tanto Boss como el brutal Esaw.

El destino del vital enfrentamiento nos ofrecerá, una vez más, la verdadera y violenta cara del hombre que manda en este lugar.

Y finalmente, un personaje al que hemos visto poco y que viene a ajustar cuantas con el pasado, su fallecido padre y los lugareños. Se trata de la hija de Earl Tubb, Roberta, una mujer fuerte, militar, que lleva den sus venas las sangre de su progenitor aunque el color de su piel le vaya a traer todos los problemas del mundo desde el momento en el que ponga un pie sobre la propiedad de Earl.

Jason Aaron (“Scalped”, “The Goddamned”…), el guionista de la serie, nos sigue demostrando lo gran escritor de personajes que es, ofreciéndonos un crudo retrato de los parroquianos de las tierras en las que él mismo nació, creando una trama de thriller rural que te mantiene pegado a las páginas, magníficamente dibujadas por otro sureño, Jason Latour, que en este volumen cede los lápices por un número a Chris Brunner (“Loose ends”), que nos regala una historia en la que se mezcla la trama principal con los alucinados sueños de un chiquillo que va a tener mucha importancia en los hechos que han de acaecer en el futuro…

Una de las mejores series publicadas por la editorial norteamericana Image, que tenemos al suerte de poder disfrutar gracias al variado catálogo que nos ofrece Planeta Cómic.

 

 

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


uno × = 4

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD