Fuego, camina conmigo

"Fire!! La historia de Zora Neale Hurston", Peter Bagge (Ediciones La Cúpula)

¿Quién nos iba a decir a nosotros que Peter Bagge, que durante varios años nos hizo reír con las peripecias de su alter ego, Buddy Bradley, en aquella maravilla de serie titulada “Odio”, se iba a convertir, cambiando de registro, en cronista de las vidas de sobresalientes féminas? Con su estilo desgarbado y curvilíneo ya nos narró, en un primer volumen también publicado por La Cúpula, la existencia de la rebelde Margaret Sanger y, aunque ésta nos tiene nada que ver con Zora Neale Hurston, la protagonista de su segunda biografía, hay un vínculo que las une, y es la fuerza, el ardor con el que defendían sus ideas, por muy personales que estas fueran, convirtiéndolas en outsiders de una sociedad en la que aún, por desgracia, las mujeres carecían de la mayoría de los derechos.

Y en el caso de Zora Neale Hurston se añadía el detalle de ser de color. Nacida dentro de una familia que, por suerte, no padeció los rigores del hambre ni la miseria, la pequeña y rebelde Zora se crio en el pueblo de Eatonville, una población en la que solo vivían negros. Bajo la sombra de un padre predicador y siendo mujer podéis imaginar el férreo control que sobre ella se ejercía. Sin embargo, su balanza emocional se equilibraba gracias a tener una madre de lo más cariñosa, que desde el primer momento supo que su hija era una persona especial.

Sin querer meterme en detalles, para eso os dejo la lectura del cómic en sí, Peter Bagge nos va narrando estampas, postales enmarcadas en el tiempo,de la existencia de Zora: Sus días infantiles en el pueblo, esa llama que ardía dentro de ella y que la llevó a querer aprender, a salir de ese redil imaginario en el que la labor de la mujer se reducía prácticamente a la reproductiva y posterior cuidado de la familia. Ella huyó hacia delante, consiguiendo lo que pocas. Pudo estudiar, ingresar en la universidad y pese a su “particular” carácter, labrarse una carrera como cronista, estudiosa de otros pueblos y culturas y literata.

Portando un revólver y mucho ánimo se internó en la America más profunda para rescatar esas historias que había escuchado siendo sólo una cría y que permanecían vivas gracias a una joya que, por desgracia, hoy en día, prácticamente se ha perdido: La tradición oral.

Fue miembro importante de esa revolución cultural que golpeó con fuerza, transformándolo, al barrio neoyorquino de Harlem, siendo una de las “culpables” de su renacimiento”. Y todo pese a que sus pensamientos solían chocar con los de otros activistas sociales y culturales de la época. Fue contraria a la integración racial, ya que pensaba que la personalidad de su raza, sus costumbres, acabarían diluidas en una sociedad en la que se mezclaran los colores de piel.

Peter Bagge consigue con éxito que en sólo 71 páginas nos sumerjamos de lleno en la azarosa vida de esta particular fémina, con sus momentos oscuros, sus alegrías, tristezas… En fin, una vida ardiente, como el título de la revista que creó junto a otros intelectuales de la época y que también da título a este cómic. Y por si esto ya no fuera suficiente, una vez terminada esta historia en viñetas, nos podemos sumergir en unas extensas notas y material gráfico de la época que nos sirven como soporte histórico y biográfico de mucho de lo que el autor nos ha narrado anteriormente.

Personalmente, me parece importantísimo que conozcamos las vida de estas sobresalientes mujeres, la mayoría de ellas desconocidas en nuestro país. Una labor, la de todas ellas,  llevada por la pasión y el  convencimiento más absoluto.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ 6 = diez

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD