Caminos que terminan, senderos que comienzan (1)

"Kei, crónica de una juventud núm. 10", Kazuo Koike, Goseki Kojima (ECC Ediciones)

Dentro de la completista línea dedicada al manga en ECC Ediciones, han ido concluyendo en los últimos meses varias series firmadas por el legendario “Dúo Dorado”: Kazuo Koike y Goseki Kojima formaron pareja artística durante veinte años, y se dieron a conocer internacionalmente con el jodaimomo (manga de corte histórico)”El Lobo Solitario y su cachorro”. A lo largo de los años, los lectores españoles hemos sido afortunados al conocer otras obras concebidas por el tandem (“Asa el ejecutor”), pero nunca tanto como desde que ECC decidió incluirlas en su catálogo.

Y después de nueve volúmenes, llegamos al final de una de ellas, se trata de las peripecias y sufrimientos del joven Kei, que parte en busca del amor de su vida, Karen, renegando a su herencia samurai y convirtiéndose en poco más que un mendigo que recorrerá los caminos japoneses, encontrándose con todo tipo de situaciones que pondrán en peligro su vida y, lo peor de todo, sin poder vislumbrar el destino de su amor, al cual imagina el peor todos los sufrimientos.

Pero, por fortuna, al final podrán estar juntos de nuevo. Así comienza este décimo y último volumen de esta colección, con la pareja viviendo una tranquila existencia en la aldea de Sumida, donde son aceptados por el resto de los habitantes, la mayoría agricultores.

Kei enseña a los más jóvenes del lugar su destreza en el mundo de la natación, e intenta transmitirles los conocimientos adquiridos en la escuela Suifu, de la cual es digno representante, aunque no pueda prodigarlo a los cuatro vientos, ya que entonces atraería atenciones poco deseadas por la pareja que, además, espera un hijo.

Pero claro, los autores no se lo van a poner fácil al protagonista para conseguir llegar a tener un final feliz, y un inesperado y terrible incendio en Edo, la capital, hará que grupos de malhechores, aprovechando el caos originado por el fuego, huyan de las cárceles y su camino se cruce con el de la pequeña aldea…

Kei, sabiendo lo que estos tipos buscan, esboza en plan para el cual se convertirá en un kappa, ser mitológico, un yokai, que vive en los ríos. Sólo su destreza bajo el agua y habilidad con la espada, sumado a la colaboración de los lugareños, hará que pueda terminar con la súbita amenaza.

Desgraciadamente, el joven se expone demasiado y su presencia llega a los oídos de la señora Tsubone, que tiene una cuenta pendiente con él.

¿Podrán finalmente, Kei y Karen, disfrutar de su amor?

Concluye un manga que nos mantiene pegados a sus páginas de principio a fin, y todo ello gracias al inacabable talento de sus autores.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


1 + tres =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD