¡Aquel maldito niño!

"Las caprichosas maldiciones de Sôichi", Junji Ito (ECC Ediciones)

Dicen que tras la mirada de un niño sólo se puede esconder la inocencia. Pero, ¿y si la maldad más absoluta residiera en el interior de un chaval? Precisamente esta situación es la que nos propone el Amo del Terror nipón Junji Ito, que en esta ocasión mezcla la cotidianidad de una familia aparentemente normal, con sucesos que se salen de lo habitual, utilizando ese talento especial que el mangaka posee para exponer al lector situaciones de lo más incómodas, extremas o bizarras…

Yusuke y Michina son una pareja de hermanos que, por temas familiares y de trabajo, terminan por no poder disfrutar de las vacaciones de verano con sus padres, sino que se trasladan al campo, junto a unos familiares lejanos con los que casi no han tenido trato. Sin embargo, tanto el recibimiento en la estación como la llegada al hogar no puede ser más amistosa, y los primeros días se convierten en inolvidables, con largas y divertidas sesiones de piscina, paseos y amistad entre los miembros más jóvenes de la familia.

Pero claro, si las cosas siguieran igual éste no seria el argumento de un manga de Junji Ito… Así que la situación cambia desde el momento en el que los hermanos conocen al miembro más joven de la familia, el escurridizo Sôichi, un chavalín de lo más peculiar, de aspecto enfermizo y que se pasa el día chupando clavos para absorber el hierro, además de tener una gran habilidad para lanzarlos con la boca.

Sôicho se pasa el día encerrado y, en los diferentes capítulos que componen este tomo, vamos a ser testigos de lo que lo hace “especial”, por llamarlo de alguna manera, para entremeterse en las vidas de los que lo rodean o se burlan de él, y convertirlas en un auténtico infierno. Y es que Sôichi sabe lanzar terribles maldiciones. Así lo padecerá Michina, que al principio piensa que son simples pesadillas, pero la cosa va más allá de la simple broma, poniendo en peligro a la muchacha.

Todo el que pasa por la vida del chico, termina afectado de una u otra manera, y Michina no será la única, ya que una visitante inesperada, pese a la hospitalidad de la familia, se las verá y se las deseará frente a la maldad del mozuelo.

¿Y qué decir de su profesor? El pobre Yanagida, muy estirado y serio, pretende ayudar a Sôichi, ya que hace pellas en el instituto, así que éste acude a su casa para darle clases particulares. Lo malo es que el maestro va a sufrir en sus propias carnes lo que significa ser víctima de una de las maldiciones del chaval, transformándolo en una auténtica marioneta a sus órdenes.

Pero, ¿de dónde le viene esta “afición” al chico? Tal vez la clave está en la historia que nos narra su nacimiento y crianza, a manos de una más que peculiar abuela.

Una serie de historias desasosegantes, en las que realidad se torna oscura, y todo ello por la maldad de un niño y la genialidad de su autor, Junji Ito.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


2 − uno =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD