Creciendo con Mr. Parker

"Marvel Gold. El Asombroso Spiderman nº8: ¡Escaramuza bajo las calles!", Len Wein, Ross Andru, VV.AA. (Panini Comics)

Los lectores de cómics pertenecientes a mi generación (ya hemos pasado de los cuarenta) tenemos una especial relación con ciertos cómics, que nos acompañaron en nuestra infancia y juventud y han quedado tatuados en nuestra memoria. En mi caso particular, y debido a lo complicado que resultaba en aquella época el poder encontrar los números consecutivos (en mi ciudad no había librerías especializadas ni nada que se le pareciera y las papelerías o quioscos no tenían un “criterio” a la hora de solicitar las colecciones) con el consiguiente lío narrativo que se formaba en nuestras cabecitas pre adolescentes.

Pero hubo una excepción. No sé si fue suerte, pero conseguí de una tacada varios números de la colección de mi superhéroe favorito, Spiderman. Fueron los de formato revista publicados por Vértice en color. Gracias a ellos pude, creo que por primera vez, poder completar una larga época en la vida de Peter Parker…

Y ahora Panini, recopila en formato Omnigold esa etapa completa, en la que las riendas de una de la colecciones más importantes de la Marvel de la época estuvo llevada con firmeza y, sobre todo, mucho talento, por el guionista Len Wein, cocreador, entre otros personajes de Lobezno y La Cosa del Pantano,  y el dibujante Ross Andru. Por supuesto, en mi juventud, yo no le prestaba especial atención a los créditos del tebeo, pero sí que me di cuenta (ya empezaba a desarrollar cierto “olfato” comiquero) que Andru era también el dibujante de aquella colosal (lo digo por el tamaño y la calidad del contenido) aventura en la que Spiderman se medía con, nada más y nada menos, ¡Superman!

Pero volviendo al contenido de este grueso volumen, argumentalmente hablando, observamos que Peter Parker ya no es aquel alfeñique que padecía las bromas de sus compañeros de instituto, en especial el reincidente Flash Thompson. Gráficamente, la evolución del personaje, primero por John Romita y después heredada por Andru, lo habían convertido en un tipo atractivo y que vestía acorde con la moda de los años setenta. Además, ¿Quién le iba a decir nada estando acompañado por la chica más atractiva del lugar, Mary Jane Watson?

Hasta la actitud de Flash había cambiado, ya sea por el paso del tiempo o bien por lo que éste padeció en su estancia en Vietnam. Y está bien señalar esto, la evolución de los secundarios, que crean un background perfectamente creíble para el personaje principal: Tanto su amigo Harry Osborn, que tras recuperarse de sus problemas con las drogas (y haberse convertido en cierto Duende Verde…) parece encauzar su vida al lado de la rubia Liz Allen, mientras es ayudado por el doctor Bart Hamilton, un reputado psiquiatra.

Incluso el eterno cascarrabias Jonah J. Jameson sentirá palpitar algo en su pecho a raíz de conocer a una científica, la doctora Marla Madison, que primero le construirá una nueva y más letal versión del Mata Arañas, para pasar casi a continuación, a convertirse en su prometida.

Y cómo no, la eterna Tía May, que pese a sus eternos problemas de salud, termina siendo el objetivo romántico de cierto archienemigo de su sobrino, un tipo al que todos creían muerto…

Pues bien, con todo este entramado de historias secundarias, ¿Qué le espera a Spiderman en esta larga y fructífera etapa? Pues mucha, mucha acción, ya que la lista de villanos (la mayoría recién llegados a la colección) va a ser casi interminable: El Conmocionador, El Hombre de Arena; Q.U.I.E.N., un programa informático asesino, Espejismo; El inesperado regreso del Doc Octopus y Cabeza de Martillo; ¿Puede un coche ser peligroso? La pregunta es sí, y ya veréis cómo y por qué… Los taimados planes de otro inventor loco, El Chapucero; La aparición de cierto mutante con aspecto diabólico y de un tipo que busca venganza a toda costa; Puzzle; La obsesión de Kingpin por querer salvar a su hijo moribundo, aunque sea robándole la esencia vital a Peter Parker; Stegron y el retorno de El Lagarto, Fuego Fatuo; Otro científico que va a traer de cabeza al protagonista con sus creaciones, Jonas Harrow; Doctor Faustus… y, finalmente, uno de los mejores arcos argumentales protagonizados por el Hombre Araña, en el que vuelve a verse las caras con una pesadilla, ¡El regreso del Duende Verde!

¡Casi nada lo que contiene este volumen!, un suculento trozo de la existencia de uno de los grandes personajes de la Casa de las Ideas. Y como es costumbre en esta línea, acompañado por multitud de textos que nos sitúan en la época y sus autores,  así como galería de ilustraciones inéditas, portadas, fichas… Una auténtica joya.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


7 + = doce

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD