En la sangre

"Grandes Autores de Batman: Dennis O´Neill - Veneno", Dennis O´Neill, Russell Braun, Trevor von Eeden, José Luis García López (ECC Ediciones)

Las aventuras y desventuras del Caballero Oscuro han pasado por infinidad de manos, pero uno de los guionistas que supo marcar un “antes y después” en la vida de Batman, fue Dennis O´Neill. Después de una larga y demasiado “luminosa” etapa, era necesario devolver a las sombras a Bruce Wayne y su alter ego. Y si así lo hizo en una exitosa etapa junto a otro genio de las viñetas llamado Neil Adams, que marcó el canon de cómo debía dibujarse al personaje, tiempo después, dentro de la colección de arcos argumentales titulada “Leyendas de Batman”, O´Neill demostró que seguía teniendo ese punch y puso al personaje en una situación muy límite en la saga “Veneno”.

En ella nos encontramos a un Batman destruido física y mentalmente. El porqué de esta situación ha sido la irremediable muerte de una pobre niña, Sissy Porter. El héroe no pudo hacer nada por ella y contempló, paralizado por el dolor, como la cría fallecía ahogada. Pese a haber descubierto donde la tenía secuestrada su captor, el fracaso, como una piedra de mil toneladas, cae sobre las espaldas del defensor de Gotham.

Todos conocéis ya a Batman y su personalidad. Obsesionado por el asesinato de sus padres, se erigió como defensor de la justicia y la ley en su ciudad. Hasta ahora todo parece haberle ido bien en su misión, pero este último e inesperado golpe lo sume en una profunda depresión a la que no ve salida, y físicamente no se encuentra a la altura. Al menos hasta que se cita con el padre de la chiquilla, el científico Randolph Porter, que parece tener la solución al límite físico y psicológico al que ha llegado Batman. Ha creado unas píldoras que aumentan la capacidad muscular y, por consiguiente, fuerza, del que las toma.

Aunque al principio es reacio, finalmente y, pese a los consejos de su fiel Alfred, Bruce cae en la trampa y empieza a tomar las píldoras, que rápidamente comienzan a tener un efecto, transformando su cuerpo y haciendo que el “trabajo nocturno” sea bastante más fácil y expeditivo.

Lo que el protagonista no sabe es que está siendo víctima de un plan urdido por Porter y un sádico militar, el general Timothy Slaycroft. Juntos pretenden hacer de Batman un yonqui de las pastillas y, a partir de ahí, convertirlo en un mercenario a sus órdenes.

Pero si algo caracteriza al Señor de la Noche es su fuerza de voluntad. Y gracias a ésta, podrá superar una de las pruebas más duras que ha sufrido durante su existencia…

Mientras tanto, los villanos, viéndose descubiertos, huyen a la isla de Santa Prisca, donde proseguirán con sus oscuros planes.

Si en el terreno argumental nos encontramos ante una historia sólida, en el gráfico sorprende el trío de ases que se encargaron del dibujo. En primer lugar Trevor von Eeden (“Green Arrow”, “Vigilante”)se encargó de los bocetos. Posteriormente, un joven Russell Braun, (“The Boys”, “Battlefields”…) finalizó el dibujo a lápiz y, como guinda del pastel, el Maestro José Luis García López los entintó, dándoles su inimitable pátina.

Nos encontramos ante un muy buen tebeo, distraído como pocos y con un nivel gráfico excelente. Todo buen admirador de Batman debería tenerlo en su biblioteca.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


1 − = cero

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD