En tierra peligrosa

"El sheriff de Babilonia: Bang. Bang. Bang", Tom King, Mitch Gerads (ECC Ediciones)

En el mundo de los tebeos, concretamente los norteamericanos, conocidos por todos por su nombre original, comic-books, se produce un fenómeno periódico. El descubrimiento de un nuevo guionista, un creador de mundos, situaciones, tramas, que nos sorprenden por su originalidad. Es el caso del nuevo golden boy de los cómics en Estados Unidos: Tom King ha arrasado, como si de una tormenta del desierto se tratara y, colección o miniserie por la que ha pasado, ha dejado el listón en lo más alto… Su personal visión de los “Omega Men”, que al principio pasó desapercibida para la mayoría de lectores, ha terminado convirtiéndose en un tebeo de culto. Junto a Tim Seely, recuperó a un personaje de la familia Batman, Dick Grayson, y lo convirtió en un agente secreto. El resto es historia…

Y si hablamos de su breve paso por la estimada competencia, Marvel, solo os puedo decir que su particular modo de retratar a La Vision, junto al genio de la viñetas Gabriel Hernández Walta sólo les está trayendo inmejorables críticas y todas las nominaciones y premios que podáis imaginar.

Una vez de vuelta a DC Comics, se ha hecho con las riendas de una de los títulos más importantes de la editorial, la que narra las aventuras de Batman, y en ella, junto a David Finch y Mikel Janín, ha conseguido que sea un número 1 en ventas y calidad.

Pero mientras todo esto ocurría, en el sello Vertigo se estaba publicando una nueva serie que, al principio, pasó algo inadvertida. Se trataba de “El sheriff de Babilonia”, en ella conocemos a su protagonista, Christopher Henry, un ex policía que se ha trasladado al Bagdag post Sadam  y, trabajando en una empresa privada de seguridad, Two Rivers, trata infructuosamente que entrenar a un grupo de iraquíes para que formen parte de la futura fuerza de policía.

Cerca del centro de la ciudad, bajo las Espadas de Qādisiyya, aparece el cadáver de uno los reclutas de Henry. Y justo ahí empezamos a conocer al “plantel” o dramatis personae de este apasionante thriller: Sofía Aqani es una de las más importantes miembros del Consejo Iraquí. Hay poca gente que se oponga a sus ideas y el hecho de haber sido criada en los USA, la convierte en el enlace perfecto con el contingente norteamericano.

Ella será la que le señalará a Henry, con el que mantiene una relación bastante “cercana”, al ex policía Nassir Al Magherb, un hombre marcado por la tragedia, que vive junto a su esposa Fátima y oculta muchos y oscuros secretos. Él puede ayudarlo en sus pesquisas.

Nos encontramos ante una trama apasionante, un thriller de alto octanaje. Narrado con muy buen pulso (de hecho, King lo ha concebido como si se tratara de una serie de televisión, y ya se anunció, hace meses, el regreso de una “segunda temporada” que tal vez se vea algo retrasada por el anuncio de otra maxiserie de 12 número firmados por la pareja artística, dedicada esta vez a Mister Miracle) por el guionista que, junto al dibujante Mitch Gerads, forman el tandem creativo perfecto. De hecho, King sabe mucho del tema, ya que antes de dedicarse a los cómics fue asesor de la CIA. Pero la tragedia del 11-S lo golpeó con fuerza y dejó esta carrera para dedicarse a la escritura.

Las larga sombra del odio, los secretos, las mentiras, se extiende por una tierra en la que sobrevivir a un nuevo día es una auténtica proeza. Nadie es quien parece ser y puede que haya más de una bala con tu nombre escrito en ella.

Pero la pregunta más importante es: ¿Quién mató a Ali Fahar y porqué?

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


1 × ocho =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD