Alicia ya no vive aquí

"Puertadeluz", Luis Bustos (Astiberri)

Esperanza. Una familia, huyendo de la gran ciudad se instala en un conjunto residencial que promete todas las comodidades al alcance de la mano. Un paraíso.

La realidad. Olvidados, desprotegidos, los vecinos de Puerta de Luz sobreviven como pueden tras el estallido de violencia que ha terminado con las grandes ciudades. Las carreteras se han convertido en puntos peligrosos, debido a la existencia de peligrosos saqueadores.

El tiempo ha pasado y la familia de Alicia, la protagonista de esta historia, está prácticamente desintegrada. Su madre, Marta, cansada de los gritos y malos tratos, hace tiempo que se marchó no se sabe dónde. Su padre, Antonio, vive obsesionado, intentando mantener la cordura entre el mantenimiento de la pequeña comunidad y el día a día con sus hijos, de los que se aleja cada vez más. Solo Kathy, una anciana vecina, aporta cordura a los constantes problemas y discusiones que hacen que la hija mayor, Alicia, esté todo el día en la calle, explorando los alrededores de lugar, y en concreto, del abandonado centro comercial donde, sin esperarlo, se va a encontrar con “algo” que cambiará definitivamente su vida…

En paralelo, un especialista en su profesión, un asesino a sueldo, habla con una misteriosa persona. Éste le ha encargado que encuentre como sea a su desaparecida hija, que fue vista por última vez en Puerta de Luz.

Luis Bustos nos plantea un thriller situado en un futuro que, por desgracia, puede estar a la vuelta de la esquina. Y lo mezcla con la crítica social, mostrándonos el gris destino de esos grandes espacios residenciales que tan de moda se pusieron justo antes de la explosión de la burbuja inmobiliaria que nos sumió, junto a otras razones, en la temida crisis económica que, pese a las mentiras de los gobernantes, seguimos padeciendo.

Pero Bustos apuesta sobre todo por el género y nos presenta a su heroína, Alicia, como la aguerrida y bastante irresponsable líder de una pandilla de chavales, entre los que se encuentra su hermano menos, Peque. El aburrimiento y los problemas del hogar, sumados al dolor que les produjo la súbita huida de su madre, hacen que se metan en más de un problema. Y el cadáver que Alicia encuentra en el centro comercial será el mayor de ellos. ¿Qué contiene la caja que sostiene el muerto en su manos?

Mientras nace el misterio, el letal Shen Wong se encuentra cada vez más cerca del lugar. Su letal presencia hará que los hechos se desencadenen con rapidez y la vida de todos los protagonistas de esta trepidante historia cambie para siempre. Una conclusión teñida de violencia.

Y al final, el principio de, tal vez, ¿una nueva historia?

Como ya viene demostrando desde hace tiempo, Luis Bustos (“¡García!”) es un gran narrador, su blanco y negro te atrapa y no te suelta hasta que has terminado de leer y disfrutar esta historia de género que se lee de un tirón y, además nos retrata hechos y comportamientos muy de los convulsos tiempos que vivimos.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


6 + = diez

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD