Mi vida entre viñetas

"Los Sexcéntricos. De la creación al calvario", Ramón Boldú (Astiberri)

La creación y posterior extravío de una páginas originales son el leiv motiv de esta nueva entrega en la ya larga biografía en cómic de Ramón Boldú. Ahora ya no suele suceder, debido a los adelantos tecnológicos y a la invasión de lo digital, pero hace no demasiados años, el patrimonio de un autor de cómic se medía por los originales que poseía. Lo malo es que, como en muchos casos, la mayoría de estos solían estar en posesión de los editores, olvidados en un armario o bien, por arte de birlibirloque, había pasado a las manos de coleccionistas o “fiables” vendedores”…

La historia, este pedazo de la vida del autor, comienza en el año 1974 y termina en la actualidad. En ella Boldú nos narra con la socarronería y sinceridad que le caracteriza, su vida como diseñador de la celebérrima revista erótica “Lib” (para los que ya hemos superado la cuarentena, observar su portada en los quioscos era un auténtico espectáculo y si algún amigo podía comprarse algún número, la “celebración” se cuadruplicaba), que en aquellos años en los que aún se padecía la resaca de cuarenta años de franquismo, fue un desvergonzado soplo de aire fresco con la que, por fin, los chavales y no tan chavales podían disfrutar de las curvas de las chicas que exhibían sus carnes sin pudor en el interior de la publicación.

Boldú, además de la labor antes señalada, fue el creador de las historietas que cerraban la revista en la contraportada, titulada “Los Sexcéntricos”. Eran narraciones cortas, chistes erótico festivos sin más pretensión que divertir y, tal vez, escandalizar a algunas mentes bien pensantes. Mucha teta, culo y pichas.

Pues a los largo de estas páginas, felizmente recuperadas, vamos a hacer un viaje a la Barcelona de aquellos años, a los tejemanejes de editores, guionistas, dibujantes. Acompañaremos a Boldú en esas noches locas, de alcohol, porros y chicas en las que el autor, sin cortarse un pelo, nos narra sus esfuerzos, casi siempre fracasados, por ligar y llevarse al huerto a más de una fémina…

Como él mismo señala en las solapas de este libro, son cantidad los personajes reales (el listado es muy, muy largo…) que se pasean por esta historia, “su” historia que, narrada con absoluta y descarnada sinceridad muestra al lector. Unos tiempos difíciles, en los que un trabajo se cerraba con un apretón de manos y se perdía, acto seguido, con la misma facilidad. La historia de un buscavidas, ésta, en las que nos pasearemos por redacciones de famosas revistas, salones de cómic, bares, negocios. Y es que, si algo tiene esta narración, es que se nos muestra realista y creíble, desprovista de esta pátina con la que, los que no hemos vivido esa época, recubrimos aquellos heroicos tiempos del tebeo más marginal en nuestro país.

Al igual que otros autores como Joe Matt, Chester Brown y otros autores de la viñeta, Ramón Boldú se desnuda, mostrándonos lo bueno y malo que ha tenido su vida como autor, como marido, como amigo. Una sincera y acertada confesión, con mucho humor y desparpajo. Si os apasionan los slice of life (tebeos autobiográficos), aquí tenéis uno la mar de recomendable.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ ocho = 10

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD