¡La familia contra todos!

"Marvel Gold. Los Cuatro Fantásticos 2: La batalla del edificio Baxter", Stan lee, Jack Kirby, VV.AA. (Panini Comics)

Era a principios de los años sesenta, el hábil Stan Lee estaba disfrutando del éxito que había surgido de una de las apuestas más grandes de su vida. Un todo o nada que supuso, por una parte, ignorar la orden del jefe supremo de aquella Marvel primigenia, Martin Goodman, que le “sugirió” que copiara la estructura de una colección de la competencia, DC Comics, como era La Liga de la Justicia y la adaptara. Lee estaba entre la espada y la pared, cansado de su trabajo, iba a dejarlo todo, cuando su mujer, Joan, lo animó a que creara algo nuevo, original. El resto es ya historia, junto a otro genio de las viñetas, Jack Kirby, dieron vida a esta familia de gente con poderes…

En este voluminoso tomo continúan las aventuras de Reed Richards, Sue y Johnny Storm y, cómo no, Ben Grimm. Y el comienzo del Omni Gold no podría ser más típico, con esos rifi rafes a los que nos tienen acostumbrados sus protagonistas: Por un lado, la Chica Invisible ha adquirido nuevos y útiles poderes. Ya no va a ser más el florero, la belleza, sino que en más de una ocasión salvará la vida a sus compañeros. Por otro lado, Ben y Johnny se buscan las cosquillas el uno al otro.

Y a todo esto sumémosle las quejas de sus conciudadanos y vecinos, que ya no soportan más los ruidos, destellos y constantes embrollos en los que se ven metidos los 4F. Quieren vivir tranquilos y así se lo comunican. Es por ello que Reed ha pensado en una solución: Comprar una pequeña isla. Gran idea, ¿no? La soledad del lugar le permitirá seguir con sus experimentos y si son atacados por algún villano, podrán acabar con él sin perjudicar a ningún ciudadano de a pie. ¡Craso error! ¿Qué sería de esta colección sin su variopinta nómina de malosos? Y como si de un come back se tratara, el primer villano al que tuvieron que enfrentarse regresa. El Hombre Topo y sus hordas quiere ajustar cuentas con el grupo…

Como no podía ser de otra manera, en los siguientes números incluidos en este volumen vuelven todos y cada uno de los enemigos de los 4 Fantásticos. No sé quien lo dijo, pero es una verdad como un templo: “Los héroes están definidos por sus villanos”. Y en este caso no es una excepción. El Doctor Muerte, la mayor némesis, el gran científico al que solo le puede hacer sombra el propio Reed Richards, vuelve con uno y mil planes desquiciados para borrar del mapa a los protagonistas. Y atentos, amigos lectores, porque en el segundo annual incluido en esta recopilación vamos a ser testigos de algo inaudito, ¡el único y verdadero origen de Victor Von Muerte!

Fue tan grande el éxito de esta colección, que sin ser conscientes (me refiero a Lee y Kirby), estaban iniciando la Era Marvel. Claro está, cuando uno consigue una cabecera de éxito, ¿Qué es lo que hace? Pues convertirla en un escaparate en el que sus protagonistas van a compartir aventuras con otras creaciones de este dúo de oro. Por sus páginas vamos a ver un auténtico desfile de otros superhéroes, comenzando por un Hulk bastante enfadado porque, dentro del supergrupo de Los Vengadores, ha sido sustituido por alguien llamado ¿Capitán America?; Namor, el príncipe de las profundidades, regresará una vez más, convencido de que su masculinidad y poder embriagará a la pizpireta Sue, que aunque está enamorada en secreto de Reed, se deja querer por el habitante de las profundidades marinas… (para terminar con su amenaza, contarán con la estimada colaboración del Dr, Strange); de ahí, nuestros protagonistas se enfrentarán a la terrible amenaza de una alianza impía entre dos criminales, el Pensador Loco y el Amo de Marionetas (medio “suegro” de La Cosa) en una historia que los unirá al grupo de mutantes liderado por Charles Xavier, los X-Men; hasta Matt Murdock, Daredevil, los ayudará en un momento de peligro.

Villanos coloridos para apasionantes aventuras, como la que los llevará de la calle Yancy al espacio, donde se enfrentarán a la locura del Fantasma Rojo y su trío de letales simios; Diablo, que con sus pócimas pone a La Cosa en contra de sus amigos… Y así, una y mil peripecias más. Los héroes no van a tener tiempo para descansar: El Infant terrible, Rama-Tut, El Hombre Invencible, Gideon, El Hombre Dragón, Los Cuatro Temibles, Skrulls… Y así, página tras página, se fue creando la leyenda de esta gran colección, donde los héroes eran más humanos que nunca (entre mamporro y mamporro, por fin Reed se decide a pedirle la mano a su amada Sue) y se colocó la primera piedra de lo que luego sería bautizado como Universo Marvel.

Como complemento a este buen montón de historias, disfrutaremos de las crónicas de El Vigilante, moralizantes narraciones cortas de la mano de Stan Lee y un buen montón de talentosos dibujantes, entre ellos Gene Colan. Y como remate, los siempre agradecidos textos que nos ponen en situación, fichas de personajes y multitud de páginas, ilustraciones y portadas inéditas. ¿Se puede pedir más?

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


tres + = 11

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD