El mundo se ha vuelto loco, loco, loco…

"La Patrulla Condenada Libro 1: Desde las cenizas", Grant Morrison, Richard Case, Doug Braithwaite (ECC Ediciones)

¡Atención pregunta!: Cae un enorme meteorito que amenaza con destruir La Tierrra… ¿A quién llamaríais?; Varios terremotos asolan las principales ciudades del planeta… ¿Quién puede salvar a sus habitantes?

¿Está claro, no? En el Universo DC existen multitud de superhéroes que pueden hacerse cargo de estas tareas: Superman, Flash, Wonder Woman… La lista es muy larga. Pero, ¿Qué ocurre cuando la amenaza hace que nuestros cerebros no sean capaces de asimilar lo que están viendo? ¿A quién llamáis cuando lo imposible ocurre, lo inimaginable, lo surreal?

Un cerebro humano dentro del cuerpo de un robot, una chica con 65 personalidades diferentes, a cada cual más peligrosa; un entidad negativa que ha poseído en un solo cuerpo a dos personas; un doctor con poderes, pero que prefiere no usarlos; una niña con cara de simio y una extraña facilidad para hacer reales sus pesadillas y, finalmente, el mentor de todos ellos, el doctor Niles Caulder que, desde su silla de ruedas parece saber todo lo que va a ocurrir y la manera de solucionarlo.

Después de varios infructuosos intentos de regreso al mercado de los comic-book norteamericanos, esta Doom Patrol creada en 1963 por Arnold Drake y Bob Haney, primigeniamente dibujada por Bruno Premiani, le fue ofrecida a un auténtico experto en sacar del “limbo” a personajes olvidados, auténticos losers de las viñetas y darles nueva vida gracias a su talento y originalidad. Obviamente, hablo del escocés Grant Morrison que, después de haber completado su magnífica etapa al frente de Animal Man, cogió las riendas de este curioso grupo de “condenados”: Cliff Steele, alias Robotman, Crazy Jane, Rebis, Joshua Clay, Dorothy Spinner y Niles Caulder.

Y la cosa no podía empezar mejor y de la manera más rara que con la aparición de los “Hombres Tijera”, unos violentos tipos que comienzan a “recortar” a todo aquel o aquella que se cruza en su camino, dejando tan sólo una solitaria silueta en su lugar… ¿Qué está ocurriendo? El nuevo grupo, sin haberse conocido lo suficiente, viajarán a Orqwith, una lugar de lo más peligroso donde la realidad y la lógica desparecen por completo…

Mientras tanto, un misterioso tipo está reclutando a los nuevos miembros de un grupo de villanos de infausto recuerdo…

Las amenazas para el singular grupo se acumularán cuando el cruel Jack El Rojo (¿no os recuerda a nadie?) hace su aparición, raptando a una antigua miembro de la Patrulla, la comatosa Rhea Jones.

Mientras tanto, Joshua Clay y Dorothy van a conocerse mejor, pero no de la manera que el doctor supone…

Y en el segundo gran arco argumental contenido en este volumen, la Patrulla se va a enfrentar a la novísima Hermandad de Dadá, un grupo de villanos formados por el Sr. Nadie, Sonámbula, Niebla, Frenesí y Concurso que, además de estar bastante locos poseen unos poderes de lo más letal y han robado un objeto muy extraño, un cuadro que devorará a la Ciudad de la Luz, París.

La única forma de parar a los villanos será introducirse dentro de la obra, donde Morrison y Richard Case nos ofrecen una rápida lección de arte contemporáneo: Impresionismo, Futurismo, Surrealismo, Abstracto… Así, los héroes irán saltando de un estilo a otro hasta que aparezca un peligroso personaje que amenaza con terminar con todo, borrar de la existencia la realidad que conocemos, si consigue acceder a ella…

La única solución será la más absoluta y total de las locuras.

Comienza en este primer volumen toda la etapa firmada por Grant Morrison al guión y Richard Case a los lápices que convirtieron a la colección en un auténtico clásico de la línea Vertigo, siendo el momento perfecto para su regreso ya que, en estos momentos, en la editorial DC, dentro del nuevo sello Young Animals, se ha vuelto a resucitar a La Patrulla Condenada, esta vez de la mano de Gerard Way (“The Umbrella Academy”) y Nick Derington.

¡Un poco de locura en nuestras vidas no viene nada mal!

 

 

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ 3 = doce

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD