Vidas cruzadas

"Scalped: Libro 3", Jason Aaron, R.M.Guéra, Davide Furno, Francesco Francavilla (ECC Ediciones)

Dentro del universo del comic-book norteamericano (país donde nació este género literario) se viene viviendo desde los últimos años un momento de lo más dulce en lo que se refiere al noir, género criminal, negro, hardboiled. Grandes escritores de cómic como Ed Brubaker, Greg Rucka, David Lapham, Brian Azzarello y, por supuesto, el tristemente desaparecido Darwin Cooke (sus adaptaciones de las novelas de Richard Stark son una auténtica gozada) han llevado sus relatos (en forma de historias cortas o series) a las más altas cotas de calidad: Policías pendencieros, femme fatales, ladrones, asesinos… En fin, todos los perfiles de este mundo oscuro han sido retratados a la perfección, dejándonos a nosotros, afortunados lectores, una serie de obras que figuran ya, por méritos propios, entre lo mejor del género.

Pero claro, falta un guionista que sumar a esta lista, un tipo sureño que ha sabido meterse entre los mejores y, por méritos propios, ha conseguido que “Scalped”, la serie que escribió para la línea Vertigo, se convirtiera en lo que los yanquis denominan un instant classic. Vamos, que es una maravilla.

A modo de resumen os diré que la historia se sitúa en Prairie Rose, concretamente en la reserva que alberga a los últimos supervivientes de la tribu Lakota. El tiempo, la derrota y el maltrato sufrido ha convertido a este sitio en un hediondo agujero donde la droga, el alcohol y la violencia campan a sus anchas. Y todo ello manejado por Cuervo Rojo, el jefe del lugar, un mafioso que arrastra a sus espaldas una oscura historia.

Pues bien, al lugar regresa Dashiell Caballo Terco, un joven que se marchó hace tiempo y que, de repente, se va a ver metido justo en el centro de una historia en la que guarda un gran secreto, ya que, en realidad, el tipo es un agente encubierto del FBI. Su jefe, el cabroncete agente Nitz, lo tiene atado en corto y quiere la cabeza de Cuervo Rojo servida en bandeja. Por si todo esto fuera poco, en el lugar se comete un terrible asesinato que salpica de lleno de Dashiell y lo hará caer en una espiral de drogas y sexo desenfrenado con la hija de “su” jefe, Cuervo Rojo.

Así las cosas, este tercer tomo se inicia con el arco argumental “Triste y solo” donde conoceremos las historias de varios personajes: Wesley Willenford, un hábil timador que tiene un plan en mente, y para llevarlo a cabo necesita la ayuda de Caballo Terco; Ya hemos conocido al matón sin piedad que es Diesel Fillenworth, ahora retrocederemos a su infancia para comprender (o no) por qué es así.

Todos tenemos un pasado, y el agente Nitz no iba a ser menos; Mientras tanto seremos testigos de las pesquisas de otro servidor de la ley, el agente Caído, y retrocederemos en el tiempo para conocer por fin qué ocurrió una aciaga noche en la ya lejana juventud de Cuervo Rojo, Gina (la madre de Dashiell), Catcher y Lawrence Belcourt, que cumple condena por unos crímenes que tal vez no cometió.

Todas estas grises y oscuras existencias se cruzarán en “El Mordisqueo”, arco argumental del que sólo os puedo adelantar que muchas vidas van a quedar por este camino de violencia en el que se ha metido el protagonista y todos los que lo rodean. Veremos lo que ocurre cuando a alguien se le sube a las barbas a Cuervo Rojo…

Al potente dúo Aaron-Guéra se unen Davide Furno y Francesco Francavilla en las tareas gráficas (encargándose cada uno de los flashbacks sobre Diesel y Nitz).

Una lectura que se bebe rapidamente, con avidez, pero cuyo regusto amargo permanecerá en vuestra bocas y cabeza por mucho tiempo.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


seis × 5 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD