Dioses como nosotros

"Wonder Woman: Guerra", Brian azzarello, Cliff Chiang, Goran Sudzuka, Tony Akins (ECC Ediciones)

Imaginad, solo por un momento, un enorme tablero de ajedrez. La piezas que lo ocupan están vivas: De un lado los díscolos descendientes del omnipotente y desaparecido Zeus: Apolo, Dio y Artemisa. Del otro, Wonder Woman, con su nuevo status de olímpica y sus amigos y ahora hermanos de padre, que la han estado ayudando a defender la vida del bebé Zeke: Zola, la joven madre, Guerra, el pétreo Lennox, Hera y el Nuevo Dios Orión, que se siente especialmente atraído por la atractiva amazona, aunque ésta no esté muy por la labor.

Pero hay más piezas dispuestas en el juego, el viejo dios Poseidón, que espera su oportunidad para ocupar el antiguo puesto de su hermano Zeus y, por supuesto, el gran oponente de todos ellos, una bestia imparable y sedienta de sangre, El Primogénito. Junto a él, la vengativa hermana de Lennox, Cassandra.

¿Os parece muy lioso? Para nada, como habréis podido comprobar los lectores de esta etapa de la Amazona “dirigida” por Brian Azzarello, nos encontramos ante una historia familiar, con tintes de culebrón, un tira y afloja entre dioses, en la que nos ha dado tiempo perfectamente de conocerlos a todos y cada uno de ellos. Es por eso que en este último libro, el cuarto, los sucesos se acelerarán y el temible Primogénito no se va a parar ante nada ni ante nadie para lograr su objetivo, que es destruir a todos sus hermanos y traer el caos y la sangre a la Tierra. Os puedo asegurar que en camino caerán algunos guerreros, es lo que pasa con las contiendas, que aunque las ganes, ni siquiera el vencedor sale totalmente limpio de ellas.

Y este gran enfrentamiento supondrá una dura prueba para Diana, que ve como sus, hasta ahora, casi invencibles poderes no le sirven de mucho ante el hijo bastardo del Padre de los Dioses. Sólo en el último momento, y gracias a una inesperada ayuda, la heroína y sus amigos tendrán un momento de descanso, en el que podremos ser testigos de la renovada versión que en el evento “Los Nuevos 52″ se hizo del planeta de los Nuevos Dioses, Nueva Génesis y de su dirigente, High Father (bastante diferente a la que ideó su “padre” y creador, el simpar Jack Kirby).

Una arrasada Londres será el definitivo campo de batalla en el que terminará esta apasionante saga, una de las más adictivas y personales que se han realizado sobre el personaje en los últimos años, pero como suele decirse, “todo lo bueno debe acabar”, así que aquí nos despedimos de la increíble labor como guionista de Brian Azzarello (“100 Balas”, “Spaceman”, “Before Watchmen”, “Hermano Lono”) y del equipo de dibujantes, encabezados por Cliff Chiang (“Creeper”, “Paper girls”), Goran Sudzuka y Tony Adkins.

Nunca los dioses se mostraron tan humanos.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


8 − seis =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD