Oriente y Occidente (y 2)

"Ayako", Osamu Tezuka; "The League of Extraordinary Gentlemen Vol. 2", Alan Moore Kevin O´Neill

Continuamos con este recorrido a algunas de las jugosas novedades que nos ofrece el sellos Planeta Cómic, en este caso las del mes de noviembre. Y si en la anterior nos quedamos en el País del Sol Naciente con el maestro Jiro Taniguchi, en este caso continuamos algo más de tiempo para disfrutar de una de las obras del bien llamado “Dios del Manga”, nada más y nada menos que Osamu Tezuka, un autor que supo revolucionar el medio, algo estancado hasta entonces y, absorbiendo la influencia que venía de los Estados Unidos (sobre todo en lo que se refiere a las creaciones de Walt Disney) elevó sus Manga hasta la categoría de obras maestras. Cultivó la aventura, al ciencia ficción, el humor más desenfrenado y, en la que podíamos denominar su “Epoca Oscura” se convirtió en un hábil analista del alma humana, con obras como “Adolf”, “El libro de los insectos humanos”, “Alabaster” y el manga del que os voy a hablar a continuación, “Ayako”.

En él seremos testigo del regreso a su hogar de Jirô Tenge, un soldado que ha pasado apresado bastante tiempo durante la contienda bélica que hizo que los cimientos del mundo moderno se balancearan: la Segunda Guerra Mundial. Estamos en el año 1949 y Jirô guarda un temible secreto, durante este tiempo como prisionero se ha convertido en un agente doble que trabaja para los Estados Unidos, país que desde el fin de la guerra controla al derrotado Japón.

El regreso del joven a su casa va a depararle más de una sorpresa, la primera es que durante el tiempo que estado ausente, un nuevo miembro se ha unido a la familia. La pequeña Ayako, una niña de ojos grandes como el mar que, cuya existencia escama bastante Jîro, debido sobre todo al extraño comportamiento de su padre, el cabeza de familia, su propia madre y su hermano y cuñada… Algo raro ocurre entre ellos.

Mientras se recupera de esta noticia, una misión le es encomendada por sus “superiores” en la sombra: Debe recoger a un hombre, miembro del Partido Comunista y acompañarlo a un lugar. Posteriormente, para su sorpresa, deberá hacer “algo” inesperado y terrible. Y lo peor de todo es que este hombre, Tadashi, es el novio de su hermana.

Los hechos se van a acelerar a partir de este momento y sin que él pueda evitarlo, la criada Oriô, una muchachita retrasada, será testigo de algo que será el prólogo del desastre que implicará a todos los Tenge.

Porque nos encontramos ante un gran drama familiar que nos retrata a una familia que solo vive por el interés y el poder. El retrato de una dinastía que está podrida en sus raíces y durante años ha mandado sobre la región, extendiendose a base de tratos y secretos que ahora, en este Japón cambiante, que evoluciona hacia su modernización, serán expuestos por una serie de hechos, la mayoría oscuros y terribles, y casi todos centrados en la pobre e inocente Ayako, que sin comerlo ni beberlo se verá aislada de todos. Su presencia y origen será algo que todos los miembros de la familia conocen, pero ninguno se atreve a divulgar.

En paralelo, Tezuka, con la maestría que lo caracterizaba, construye una trama policiaca-social-política que hará que sepamos bastante más de la vida del Japón post conflicto.

Una maravilla de historia, como todas las del Maestro Tezuka que termina, en este primer volumen, con un gran cliffhanger.

Y de Japón damos un tremendo salto y nos trasladamos a esa Inglaterra imaginaria que Alan Moore (¿hace falta que os presente al guionista británico que más ha influenciado a los cómics en los últimos años?) creó para albergar las apasionantes aventuras de su Liga de los Extraordinarios Caballeros, un grupo que, como pudimos disfrutar en el primer volumen publicado en la Colección Trazado, se enfrentó nada más y nada menos que a dos de los mayores criminales literarios jamás imaginados: James Moriarty, el “Napoleón del Crimen” y Fu Manchú…

Pues bien, esta segunda aventura no comienza en nuestro planeta, sino bastante más lejos, concretamente en el Planeta Marte. Seremos testigos del ataque coordinado que las huestes de Gullivar y John Carter acometen sobre los misteriosos seres que se parapetan tras unas ciclópeas murallas. Desafortunadamente, llegan tarde para impedir el lanzamiento de unas naves cuyo objetivo es cierto planeta azul: La Tierra.

Y es aquí cuando el grupo formado por Mina Murray, Alan Quatermain, Mr. Hyde, Nemo y el Hombre Invisible se encuentran de frente a esa invasión marciana que imaginó H.G. Wells y que aquí Alan Moore y Kevin O´Neill a los lápices retratan en toda su crudeza y violencia. Cientos de personas son masacradas por los terribles trípodes de los invasores y la Liga poco puede hacer contra ellos. Tan sólo queda huir y pasar la noche en una solitaria casa en medio de la campiña británica.

Será en esa noche cuando las cosas cambien para siempre en el grupo. Habrá inesperadas confesiones, deseos ocultos y sobre todo, la más terrible de las traiciones…

Mientras los trípodes avanzan y se van aproximando peligrosamente a la capital, el dúo formado por Mina Y Quatermain viajarán en busca de una posible solución, un arma secreta que posee cierto científico, un doctor bastante “amante” de los animales…

Al final las todas las piezas estarán sobre el tablero y esta terrible guerra sólo se ganará a base del sacrificio y la Liga de los Extraordinarios Caballeros ya nunca volverá a se la misma.

El tandem formado por Moore y O´Neill rematan las historia de este grupo con genialidad, mezclando aventura, violencia, humor y unas gotitas de sexo. Y todo ello acompañado por una serie de suculentos extras: Ilustraciones, anuncios de la época, un divertido juego para toda la familia y el nuevo “Almanaque del Viajero”, un exhaustivo recorrido por este mundo extraño y peligroso.

Dos obras maestras del cómic moderno, muy diferentes entre sí pero ambas retrato claro de la genialidad de sus autores.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


− 4 = cinco

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD