El asesino dentro de mí

"Big Man Plans", Eric Powell, Tim Wiesch (Panini - Evolution Comics)

Para definir al protagonista de este crudo relato deberemos coger un imaginario mortero y machacar los siguientes ingredientes: Una porción del Charles Bronson de la serie cinematográfica “Death Wish”, con su vehemencia a la hora de impartir justicia; otro poquito de la habilidad resolutiva del John McClane de “la jungla de cristal”interpretado por Bruce Willis y, finalmente, la psicopatía y locura del Travis Bickle retratado por Robert De Niro en “Taxi Driver”…

Maltratado en su infancia por su problema de tamaño, este pequeño hombre sin nombre ha regresado para marcar su recuerdo en las mentes de aquellos que abusaron de él en el colegio, que lo utilizaron como diana para clavar sus puyas y golpearon una y otra vez, endureciéndolo cada vez más. Como un Atila en miniatura, allá por donde pasa va dejando su huella, la violencia que con generosidad regala a todos esos paletos que lo miran y sonríen, o hacen un chascarrillo a su costa. En verdad que no saben a quién se están enfrentando.

Retrocediendo en el tiempo, seremos testigos de como desde la más tierna infancia, su futuro estuvo marcado por la tristeza y el drama: Huérfano de madre, en un desgraciado accidente perdería también a su padre. La crueldad de las instituciones gubernamentales lo separó de la única familia que le quedaba y así, casi por casualidad, su pasos se encaminaron hacia el único lugar en el que él pensaba que lo aceptarían, el ejército. Aunque al principio la decepción le dio de cara, tuvo la “suerte” de ser elegido para una misión muy especial en la letal guerra que se estaba librando en Vietnam…

Y allí se convirtió en una psicótica máquina de muerte.

Y regresó para cobrar sus deudas.

Armado con un simple martillo, el protagonista busca lo único que le da paz en el mundo: Venganza contra todos aquellos que se cruzaron alguna vez en su camino. Su regreso a un agujero de Tennessee va a dejar un sangriento reguero  formado por unos tipos especialmente repugnantes que pensaban que el poder de una placa les podía permitir hacer todo lo que se les pasara por sus sucias mentes. Y aunque el primer enfrentamiento parece que inclina la balanza a su favor, desconocen que en el pecho del protagonista arde una llama que no se puede extinguir con tanta facilidad.

Este cómic de Eric Powell (al que todos conocemos por su exitosa y multipremiada serie “The Goon” (“El Bruto”) y Tim Wiesch (guionista y editor) es un relato negro, oscurísimo, un hardboiled brutal y seco que pone en las manos de su protagonista las herramientas necesarias para limpiar de abusones, violentos y violadores el mundo. ¿Busca su protagonista la redención? A ciencia cierta, no lo sé. Lo único que puedo garantizaros es que este viaje por la América profunda no es para medianías y contiene imágenes de violencia explícita que os harán dar un bote del sillón.

¿Os atreveréis a acompañar a este pequeño gran hombre en su viaje?

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


7 × seis =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD