Ella es única

"Wonder Woman: Tierra 1 Vol 1", Grant Morrison, Yanick Paquette (ECC Ediciones)

Poco podía suponer William Moulton Marston, el “papá” de la criatura, que su creación, esta princesa guerrera, que moldeó gracias a la inestimable ayuda de su esposa Elizabeth se convertiría con el paso de los años en un icono mundial, la definición perfecta de superheroina y un símbolo del poder femenino. A lo largo del tiempo hemos disfrutado de innumerables aventuras protagonizadas por Diana Prince o, como todos la conocemos, Wonder Woman. Autores de renombre como George Pérez, John Byrne, Brian Azzarello y Cliff Chiang (por solo citar a unos pocos y, tal vez, los más destacados dentro de la “biografía” de la Amazona) han narrado sus peripecias pero, ¿Qué ocurre cuando un lector neófito quiere leer por primera vez una historia protagonizada por el personaje? Y llega el sempiterno problema de la continuidad, los crossovers, team ups, grandes sagas, etc, etc… Puede resultar complicado saber en qué punto iniciar su lectura (y más cuando se da el caso de que los cómics protagonizados por Wonder Woman se han venido publicando desde 1941. Casi nada)

Es por ello que a los señores de DC Comics se les ocurrió al idea de crear un sello en el que autores de renombre pudieran recrear, con total libertad, los orígenes de los “mitos” de la editorial: Superman, Batman y, cómo no, Wonder Woman. En Tierra Uno no habría problema ninguno con la continuidad y pueden leerse como una obra única, independiente del resto o bien como un “anexo”, una actualización, modernización, del origen que ya todos conocemos.

Y para llevarlo a cabo eligieron a dos magníficos creadores, en primer lugar a Grant Morrison, guionista, un escritor con una gran personalidad, que sabe darle a las viñetas que describe un toque muy personal. A lo largo de su ya dilatada carrera ha pasado por multitud de colecciones y miniseries de la casa, trayendo de vuelta a algunos personajes “olvidados” (“Animal Man”, “Kid Eternity”, “Flex Mentallo”, “Doom Patrol”…), dando su visión de los iconos de ésta (Batman, Superman, JLA…) o bien creando a los suyos propios, tanto en el sello principal, como en Vertigo (“Los Invisibles”, “We3″, “Seaguy”…).

Curiosamente, esta obra de la que hablamos fue su canto de cisne en la editorial a la que ha tantos éxitos y, por supuesto, se marcha dejando el listón muy alto, como no podía ser de otra manera.

En el apartado gráfico nos encontramos con le canadiense Yannick Paquette que, si ya se dejó la piel en anteriores obras (“Batman Inc.”, “Swamp Thing”…), en esta ocasión nos ofrece unas páginas en las que detenernos y contemplar extasiados su arte. Minucioso, con una composición de la viñetas preciosista, meticulosa y una representación de las habitantes de Isla Paraíso como casi nunca antes de había hecho. No vais a encontrar mujeres más bellas en las viñetas.

Pues bien, ¿Cómo comienza esta historia? Hace miles de años, la reina de las Amazonas, Hipólita, es sometida brutalmente, casi violada, por el Hércules. Pero la fémina sabe utilizar sus encantos para engañarlo y borrar su existencia. Ésta será la génesis del odio ancestral de esta mujer y su pueblo hacia los hombres. Y así continuará durante siglos hasta que nos situamos en el principio de la historia de Diana, la bella y guerrera hija de la Reina de las Amazonas. Aunque… ¿La encontramos encadenada, sometida a juicio por sus hermanas, que han dejado de confiar en ella? ¿Qué pecado ha cometido para que esto sea así?

Sin querer desvelaros mucho más de la trama os diré que la tranquila y apacible vida de Isla Paraíso se verán comprometidas cuando, durante unos juegos, la joven Diana descubre a un hombre herido, Steve Trevor, entre unas rocas. Podéis imaginar el trauma que resulta ser este hecho y, sobre todo, al ruptura que se produce con su madre, la Reina, cuando Diana huye con el malherido aviador y se interna en unas oscuras nubes que la llevarán hacia ese otro mundo que ella desconoce…

Una visión extremadamente personal de ambos autores que saben narrar con frescura el origen de la más grande heroína de todos los tiempos. ¡Contemplad su belleza, su fuerza!

 

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


nueve + = 12

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD