Pelo, pico, pata

"Animal Man Libro 2: El origen de las especies", Grant Morrison, Chas Truog (ECC Ediciones)

Con sus poderes aún algo descontrolados desde la saga “Invasión”, la vida del protagonista de este cómic va a ser cada vez más y más extraña. En primer lugar conoceremos, por fin, su ¿origen? ¿Quién o quiénes le otorgaron la capacidad de absorber las cualidades de cualquier animal? ¿Cuál era el objetivo? ¿Quién es esa persona que escribe ese relato paralelo y nostálgico de su existencia?¿Que pesadillas acechan tras la puerta del asilo Arkham?

Y mientras tanto, la vida de Bubby Baker continua, y en esta ocasión no va a parar de viajar. Tras la aparatosa visita de Vixen, terminará con ella en África, donde se enfrentará a un sangriento villano llamado Hamed Ali. Sólo el ingenio de Buddy hará que la pareja escape de una pieza de la amenaza, para finalmente terminar en un cara a cara con él y los “creadores” de Animal Man, que resuelven la situación de un plumazo.

Estas páginas, además de narrar una historia la mar de divertida y adictiva, fueron en su momento fiel reflejo de las atrocidades que se cometían a lo largo y ancho del globo: El racismo y apartheid en Suráfrica, por ejemplo, con el regreso de Bwana Beast que, en esta ocasión, está buscando a un digno sucesor.

Mientras, en casa de los Baker, las cosas empiezan a ponerse raras, muy raras. La presencia de un extraño que se esconde en las sombras alertará tanto a Buddy como a su mujer e hija pequeña.

De ahí, volveremos a viajar, en esta ocasión a las islas Feroes, donde seremos testigos de la terrible “celebración” en la que todos los años se masacran a docenas de delfines. Animal Man, más concienciado que nunca, intentará mediar para que esto deje de ocurrir (pero el resultado es algo parecido a lo que está ocurriendo en nuestro país con el toro de la Vega…). Al final, seremos testigos de la gran diferencia que existe entre los humanos y los animales.

Pero no todo van a ser líos en la familia, ¿no? Un viaje de placer a Francia puede convertirse en una rocambolesca aventura, con dinosaurio incluido…

Y para terminar este volumen, Buddy llega al límite de su militancia contra el maltrato animal cuando se cuela en unos laboratorios donde se realizan experimentos con primates. Allí solo le espera el horror.

Grant Morrison consiguió, con la maestría que le caracteriza, insuflarle vida a este personaje que permanecía olvidado, e introducirlo en una trama que nos va a deparar muchos misterios y que culminará en el próximo volumen, dejándonos a todos los lectores boquiabiertos por lo arriesgado y original de su propuesta.

En este tomo, el buen hacer del dibujante Chas Truog es acompañado por un clásico de las viñetas como es Tom Grummet.

Acercaos a las páginas. Si escucháis atentamente, tal vez oigáis la llamada de la selva.

 

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


cuatro + 5 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD