Vidas paralelas

"Superman/Batman: Los Mejores del Mundo", Dave Gibbons, Steve Rude, Karl Kesel, Steve Oliff (ECC Ediciones)

Existen momentos en la Historia de los Cómics, instantes únicos, en los que el talento de varios artistas se une para parir una obra única e irrepetible. Es éste el caso, en el que un dibujante como Dave Gibbons, al que todos admirábamos por plasmar en viñetas ese clásico de los cómics titulado “Watchmen”, escribió una historia que homenajeaba a una antigua cabecera de la editorial DC (“World Finest”), reuniendo en una aventura a sus dos mayores iconos, Superman y Batman.

Luz y oscuridad, que se encuentran en el homenaje a un hombre que ha dedicado toda su vida a los descarriados, esos niños sin hogar ni futuro, tanto en Gotham, Midway o Metropolis: Oliver Monks.

¿Pero qué ocurre cuando a la ecuación de dos factores heroicos se añade a las respectivas némesis? Lex Luthor, en su afán expansionista, se muestra como mecenas del proyecto de Monks, queriendo “ayudar” a los chavales. Obviamente, el multimillonario no hace nada por que sí, existiendo un plan oculto para enriquecerse a base de la compra de inmuebles de la Ciudad Oscura.

Y por si esto era poco, aparece el malvado Payaso del Crimen, el Joker, ese agente del caos que, en esta ocasión, pretende pasar una temporadita de vacaciones en Metropolis…

Podréis imaginar el desbarajuste que estos dos hechos suponen para los héroes de las dos urbes, que por primera y única vez, cambiaran sus lugares de residencia habitual para dar buena cuenta de sus respectivos enemigos.

Pero además, sobre toda esta trama principal pivota una sombra del pasado, el fundador del orfanato, un tipo oscuro llamado Byron Wylie, que utilizó a los chavales a su cargo, convirtiéndolos en maleantes (algo parecido al Fagin de “Oliver Twist”). Algo se oculta tras la aparente inocencia de este lugar…

Os hablaba al principio de la unión de grandes artistas y, claro está, queda por nombrar al dibujante que plasmó con maestría esta historia: Steve Rude. Sus páginas deberían servir para enseñar qué es un cómic y su narrativa a los no iniciados. Resulta un placer visual la excelente narrativa, en ocasiones sin diálogo ni texto, que nos regala Rude, como esas primeras páginas que cuentan, en paralelo, los orígenes y día a día de los héroes protagonistas. Canela en rama.

Qué gran injusticia me parece que un AUTOR con mayúsculas como éste no consiga llevar adelante sus proyectos (como ese clásico de las viñetas que es la saga de Nexus) y tenga que conformarse con ilustrar unas pocas páginas en la nuevas aventuras de Johnny Quest, dentro de la línea reboot que está publicando en la actualidad la editorial DC. Parece que el enorme mercado mainstream norteamericano tiene una frágil memoria y tiende a olvidarse de todos aquellos grandes artistas que ahoras pasan dificultades.

El “Cuarteto de oro” queda completo con un gran entintador como Karl Kesel y coloreando las páginas, otro genio llamado Steve Oliff. Ya os lo dije, una unión irrepetible.

Aventuras y humor en uno de esos tebeos que no deberían de faltar en tu colección.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


5 − tres =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD