El futuro de las viñetas

"Reinventar el Cómic", Scott McCloud (Planeta Cómic)

Resulta extremadamente curioso, una vez leído este volumen, lo mucho y poco que ha avanzado el cómic en los dieciséis años que han pasado desde su publicación. Me explico, una de las pretensiones del libro es que el cómic norteamericano (del que hay un extenso capítulo en el que se nos narra de manera harto amena sus orígenes, evolución y “estancamiento” con el tebeo de superhéroes) avance, busque nuevos mercados, lectores, cuente otras historias. Y en parte lo ha hecho, pero si hemos de ser realistas, el montante más amplio de publicaciones yanquis siguen estando protagonizadas por tipos con capas y mallas. En todo este tiempo ha sido imposible equilibrar este mercado endogámico de productos aparentemente destinados a un público adolescente y que, en su gran mayoría, es consumido por cuarentones.

Sí que se han logrado hitos, como por ejemplo la proliferación de editoriales independientes que, como Image, se han convertido en ese oasis que todo creador busca para poder dar riendas suelta a sus ideas (sean o no de supertipos), con absoluta libertad y, sobre todo, conservando los derechos de sus creaciones, cosa que resulta del todo imposible si se trabaja en las majors. Y, por supuesto, la supervivencia de todas las “pequeñas” que siguen editando obras “de autor”, novelas gráficas de genios como Clowes, Burns, los Hernández, y un largo etc…

McCloud nos introduce de forma muy amena (en forma de cómic) en el mundo de las viñetas y, en pocas páginas, nos vuelve a refrescar la memoria a los que ya leímos su “Cómo se hace un cómic”. Para los que no lo han hecho, recomiendo la lectura de sus anteriores textos, que componen un todo con éste último.

Pero el objetivo principal de este libro era, en su momento, vislumbrar el futuro del medio, el importante papel de lo digital y la revolución que implicó en su momento. Imagino que el propio autor esbozará una sonrisa cuando regrese a leer lo escrito por él, porque en ese terreno sí que se ha avanzado. La potencia de los ordenadores, internet y las tabletas gráficas han sido el medio para conseguir que, hoy en día, un alto porcentaje de los autores de tebeos hayan abandonado el medio analógico y todo su trabajo sea en digital. Claro está, la cosa tiene sus pros y contras, ya que el oficio de entintador que, en otros tiempos, daba trabajo a infinidad de grandes profesionales, haya prácticamente desaparecido, ya que los avances tecnológicos han hecho posible que el propio autor pueda “quemar” sus lápices, refinando el trazo y así ofrecer un “entintado” mucho más cercano al pensamiento original del dibujante.

Y qué decir de los coloristas, el medio ha avanzado, ofreciendo maravillas, pequeñas obras de arte donde podemos incluir multitud de efectos, rematando la calidad del producto final.

Otro de los temas que se trata en la segunda parte del volumen es el del cómic digital, y ahí sí que se ha avanzado mucho. Son multitud los profesionales de la viñeta que han empezado sus carreras con un webcomic, auténtico “escaparate” en el que mostrar y publicar sus obras, sin tener el control de un editor. Posteriormente, también han sido muchos los que han dado el salto al papel, pero con un nombre ya labrado.

Además, existe la posibilidad, como en el sello The Panel Syndicate (o, en nuestro país, la revista de humor “Orgullo & Satisfacción”), de comprar los cómics en formato digital y poder disfrutarlos en la pantalla de tu ordenador o tableta, eliminándose los intermediarios entre el lector y el creador de la obra, que se beneficia del total del pago por su creación.

Una obra ésta, como todas las teóricas de Scott McCloud que, como él mismo me confesó en una entrevista que tuve el placer de hacerle hace años, lo único que quería era causar que la gente hablara sobre los temas expuestos, creando un foro de discusión. Además, ya a título personal, recomiendo que en las bibliotecas de todas las escuelas de Arte y Cómic estén los ejemplares de la obra de McCloud, una lectura obligada y necesaria para que los alumnos se familiaricen con el medio.

 

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


ocho × = 64

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD