La Ley de Gotham

"Gotham Central Núm. 5: Momentos decisivos", VV.AA. (ECC Ediciones)

¿Quién defiende a los ciudadanos de Gotham? Día a día, las fuerzas policiales se dejan el pellejo en esta ciudad del crimen. Pese a los vigilantes enmascarados que pueblan su noche, la labor de Cuerpo de Policía es esencial para dilucidar esos crímenes diarios que, en principio, no captan la atención de tipos como Batman y compañía, ocupados en zurrarle la badana al villano de turno.

Cuando a los guionistas Greg Rucka y Ed Brubaker se les ocurrió proponer la nueva cabecera “Gotham Central”, su principal propósito era el de retratar a los agentes tras la placa, partiendo de los ya conocidos como el Comisario James Gordon o la agente Renee Montoya y dándole vida a otros nuevos, entre los que destacaron Crispus Allen y Josie Mac. La idea era hacer una especie de versión en cómic de la serie de la tele “Canción triste de Hill Street”. Y vaya si lo consiguieron. Consiguieron una perfecta mezcla de género noir, con unas gotas de cotidianidad y la visión más “realista” posible de los supertipos. Una maravilla.

La colección fue cancelada injustamente, pero qué el vamos a hacer, hay que reconocer que era una excepción (genial, por cierto) dentro de las estanterías dedicadas a los tebeos de tipos con malla y capas. En este último tomo, titulado “Momentos decisivos”, vamos a encontrar a tres protagonistas principales y su relación con el Señor de la Noche, omnipresente en todo relato que se cuente sobre Gotham: En primer lugar uno de los personajes más queridos y admirados del Universo DC, el Comisario James Gordon, que desde que llegó a la ciudad se ha dejado el pellejo, y algo más, por ella y sus habitantes. La relación que le une al Murciélago es estrecha, pero no ha sido así desde el principio, donde aún existía un cierto grado de desconfianza, es por ello que vamos a hacer como lectores un viaje en el tiempo, partiendo del “Año Uno”, con un Batman aún inexperto en las lides de defensor de la justicia, que tendrá que ganarse la confianza de Gordon y, a la vez, solucionar un secuestro protagonizado por un pobre hombre.

Y así seguiremos viajando y veremos la reacción del Comisario cuando vea a cierto chaval vestido de rojo, verde y amarillo, saltando de una azotea a otra… Pero tal vez ese no sea el principal problema de James, el verdadero dolor le llegará desde los más cercanos y de una manera más terriblemente cotidiana.

A lo largo de los años, los golpes que la vida le ha dado a Gordon hubieran acabado con la cordura de cualquier persona. Y es que el ataque de cierto payaso loco dejó a su hija Barbara postrada en una silla de ruedas. Una serie de asesinatos volverá a traer a su memoria aquellos oscuros momentos.

Por supuesto, durante todo este tiempo, la buena relación entre Gordon y Batman ha sido puesta a prueba en multitud de ocasiones, como aquella en la que un letal defensor reapareció después de darlo por muerto y elevó el nivel de violencia en la ciudad.

Y todo este arco viene rematado por una genial historia narrada por Greg Rucka y el gran Paul Pope (“Batman 100″, “Escapo”, Battling Boy”…), en la que el pasado, a veces, trae cosas buenas. No todo va a ser oscuridad en Gotham…

El siguiente bloque está protagonizado por la joven agente Josie Mac, que se enfrenta a un misterioso caso de secuestro que implica a uno de los mayores capos de la ciudad, cuyo nieto ha sido secuestrado. Josie guarda un secreto y es la facultad de poder “comunicarse” con los objetos, lo que hace que obtenga buenas pistas, aunque la resolución del caso se irá tornando más y más peligrosa para la joven. Solo con la ayuda del Caballero Oscuro podrá dar con la solución al enigma del paradero del chaval. Nos la narran con muy buen tino Judd Winick y Cliff Chiang.

Y para terminar una historia corta de uno de los polis más desastrados de Gotham, Harvey Bullock, el cual nunca ha visto con buenos ojos a Batman pero que, cuando se da cuenta de que su vida está en peligro, tendrá que aceptar su ayuda. A veces el peligro está en el lugar más inesperado y cotidiano… El veterano guionista Chuck Dixon y Graham Nolan se encargan de plasmar el relato.

Si os gusta el género policial no podéis dejar pasar la oportunidad de pasar un rato con algunos de los integrantes del Cuerpo de Policía de Gotham.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


× 6 = cuarenta ocho

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD