El Espacio, la última frontera

"Orbitador", Warren Ellis, Colleen Doran (ECC Ediciones)

Que a estas alturas de la película os diga que Warren Ellis es uno de los guionistas más interesantes  y reputados de los últimos años tal vez esté de más. Pero nunca se sabe, igual hay entre la concurrencia algún despistado y no ha tenido la oportunidad de leer, o ha desconocido, la existencia de maravillas como “Global Frequency”, “Transmetropolitan”, “The Authority”, “Nextwave”, “Planetary”, “Injection”, su versión de James Bond en para Dynamite… Además de sus celebradas etapas al frente de Moon Knight o, en la actualidad, Karnak. Ellis es un todoterreno que aporta originalidad a sus propuestas y tiene la ventaja de no quedarse demasiado tiempo (salvo contadas excepciones) al frente de una colección, por lo que no llega a “quemarse”.

¿Y qué nos plantea en este “Orbitador”? Pues un futuro cercano, en el que la superpoblación ha hecho que los antiguos terrenos de lo que en el pasado fue la todopoderosa agencia de investigación espacial N.A.S.A. se hayan convertido ahora en una zona de acampada para la gente. Un lugar donde se intenta sobrevivir y que va a sufrir un golpe inesperado, y extremo. En el cielo aparece una gran bola de fuego que arrasa el lugar, dejando a su paso infinidad de muertos, heridos y, sobre todo, un gran misterio. ¿Cómo demonios ha regresado la nave Venture, un transbordador, a la que se creía perdida hace años, a nuestro planeta?

Como toda buena investigación que se precie de serlo, el Gobierno reúne a un grupo de expertos que intentarán resolver este enigma que vino de las estrellas. El equipo está compuesto por Terry Marx, un científico especializado en la propulsión a reacción y que está un poco, como decirlo, pirado; junto a él la ex astronauta Michelle Robeson, que sabe de sobras lo que se siente y experimenta en un viaje espacial. Para terminar el trío, la razón representada por la psiquiatra Anna Bracken, cuya labor tendrá un papel muy importante en la trama.

Comandándolos a todos, el inflexible y autoritario coronel Bukovic, que no se anda con chiquitas para saber qué ocurrió en la misteriosa nave que, para desconcierto de todos, está recubierta por una capa de piel. Y, por si esto fuera poco, en el interior de la Venture hay presencia humana. Una, para ser más exactos. Los años que ha pasado en el espacio no parece haber afectado físicamente al capitán John Cost, que tiene la solución al misterio de lo que allí ocurrió…

Todas estas piezas del rompecabezas esconden la respuesta, pero primero los protagonistas tendrán que recomponerlas para tener una imagen global. Y tal vez la presencia de tierra de color rojo entre las arruga de esa piel que recubre la nave los ayude. ¿Dónde ha estado la Venture? ¿Por qué solo ha sobrevivido Cost?

Todas estas preguntas y alguna más serán respondidas en una historia que, como todas las que llevan el sello Ellis, no decepciona. Y menos con el soporte gráfico de Collen Doran (“A Distant Soil”, “Sandman”…), que lleva muchos años en el mundo de las viñetas y sabe lo que se hace.

Es éste el final de un viaje o, ¿el comienzo de otro?

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


uno × 4 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD