Un buen puñado de historias

"Grandes autores de Vertigo: Frank Quitely", VV.AA. (ECC Ediciones)

Me confieso lector de cómics, por lo tanto para mí está por encima de todo QUÉ se cuenta en un tebeo, la historia. Pero, evidentemente, el cómic es un medio en el que se utiliza la narración secuencial y por ello es esencial el trabajo del dibujantes, CÓMO se cuenta. ¿Cuántos guiones mediocres se han salvado gracias a la maestría de un buen narrador de imágenes? Es por ello que hay casos como el de Frank Quitely, dibujante inglés al que ECC dedica uno de estos imprescindibles volúmenes de “Grandes autores de Vertigo” por ser uno de esos grandes narradores, que convierte cada página que hacen en una auténtica obra de arte, a la vez que siguen desarrollando nuevas formas de contar historias en viñetas.

No recuerdo exactamente cuándo ni que historia era, pero la primera vez que vi unas páginas de Quitely me llamaron poderosamente la atención. Aquel blanco y negro era poderoso, sus personajes no entraban dentro de los standares típicos del género y el movimiento que le imprimía a los protagonistas de sus historias era increíble… Claro está, el éxito no tardaría en llamar a la puerta del señor Deighan (que es, por si no lo sabéis, su verdadero apellido). Además tuvo la suerte de que en su carrera profesional se cruzaran dos grandes guionistas con los que alcanzaría el Olimpo de los grandes: Grant Morrison y Mark Millar.

Pero esa historia ya la conocéis de sobra, lo importante aquí es esta recopilación de historias, esos primeros cómics que Quitely realizó para el mercado estadounidense, tras una carrera en su tierra natal. Curiosamente, en los USA no comenzó dibujando historias de tipos hipermusculados que visten mallas y capas. Vertigo editó una serie de curiosos volúmenes, la colección “The Big book of…” en los que se trataban con mucha ironía temas como las leyendas urbanas, la muerte, los tipos raros (weirdos), las conspiraciones, etc… Fue en estos libros, de la mano de guionistas como Carl Posey, Bronwyn Carlton, Doug Moench, Gahan Wilson, George Hagenauer, Paul M. Yellovich, Paul Kirchner o John Wagner como Frank Quitely dio muestra de su talento para el dibujo, con unas ilustraciones en blanco y negro, detalladísimas, que rápidamente llamaron la atención de los lectores y, lo que es más importante, los editores.

Una vez pasada esta primera fase, al artista le llovieron los encargos, primero en el formato de historia corta, ¡y qué historias! En “Juguetes nuevos” se encuentra con un Morrison que nos narra la versión dark de “Toy Story”, no os digo más…

Vertigo siempre ha sido un sello en el que primaba la calidad de sus historias, el riesgo de sus autores y la libertad que se les daba para contar lo que quisieran. Y así lo hicieron en cabeceras, miniseries todas que homenajeando a antiguas series de la editorial daban una visión actual al contenido de estás: Historias bélicas, románticas, de terror extremo… Todo cabía en cabeceras como Gangland, Hearthrobs, Strange Adventures o Flinch.

Y en ellas terminó Quitely por demostrar lo gran artista que es, junto a escritores como Doselle Young, Ilya, Robert Rodi, Jen Van Meter o Bruce Jones (con el que elabora uno de esos relatos que se convierten en inolvidables para el lector, como la clásica “Jennifer” del propio Jones y Bernie Wrightson. En este caso se trata de “Observándote”, una historia de amor llevada hasta sus últimas, terribles e inesperadas consecuencias).

Y para cerrar el volumen, “Destino”, un diamante, una joya del dibujo donde Quitely demostró que el color era también lo suyo, dejándonos a todos con las boca abierta ante su versión de los personajes creados por Neil Gaiman (como ya podéis observar en la portada de este tomo).

¿Queréis saber cómo empezó todo? Pues corred ya a vuestra tienda de cómics y comprad este volumen que debe tener un lugar prominente en vuestra biblioteca.

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


4 + tres =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD