Infierno sureño

"Paletos cabrones. Volumen 1: Aquí yace un hombre", Jason Aaron, Jason Latour (Planeta Cómic)

El pasado siempre vuelve. Por mucho que queramos enterrar los recuerdos, están ahí, a varios metros bajo tierra, esperando su momento para regresar y atormentarnos.

Earl Tubb Sabe se sobras que nunca debió regresar a su lugar de nacimiento pero hay cosas que son inevitables y aunque su propósito inicial era el de realizar una rápida mudanza y salir de aquel agujero sin ser visto, no puede evitar enfrentarse a los fantasmas del pasado, de su pasado. Earl es un tipo fornido, curtido por los años y que ya supera los cincuenta, aunque su presencia aún sea imponente. Lo que se dice un tipo duro.

En el sureño condado de Craw se vive una silenciosa dictadura cuya cabeza visible es el entrenador Boss, un tipo que viste con orgullo los éxitos de su equipo de fútbol americano, los Runnin´Rebs, pero que además concentra en su persona todos los chanchullos y actividad criminal del lugar.

El protagonista, intentando mantener un perfil bajo durante su estancia en Craw, se encuentra por casualidad con un amigo de la juventud, Dusty, que lo reconoce al instante, trayéndole recuerdos que mantenía a raya hasta entonces. Dusty tiene algún “negocio” con el entrenador, pero las cosas entre ellos acabarán mal, realmente mal, cuando haga su aparición su lugarteniente, un joven sin demasiadas luces pero mucha mala leche, Esaw Goings, el brazo ejecutor de Boss.

El desenlace de estos hechos y la permanente presencia del fallecido padre de Earl, el que fue el más famoso y odiado sheriff del lugar, Bertrand Tubb, hará que Earl no tenga más remedio que enfrentarse a las fuerzas vivas de la ciudad (léase un grupo de rednecks sedientos de sangre) e intente marcar una raya, tal como hizo su progenitor…

Pero Earl es un hombre solo contra todo un pueblo y su única vía de escape son los largos mensajes que deja alguien al otro lado del teléfono. Eso y el bate de béisbol con el que el sheriff impartía justicia son las dos únicas armas con las que cuenta.

Jason Aaron Jason Latour comparten algo más que el nombre de pila, ambos son hombres nacidos en el sur de los Estados Unidos, lugares donde el racismo, la intolerancia, el amor por las armas de fuego y un alto nivel de violencia es el pan nuestro de cada día. Es lo que han vivido y heredado de sus padres. Y nunca se había reflejado tan bien en un tebeo la manera de ser de los habitantes de estas tierras (aunque en la gran pantalla sí que hemos tenido varios acertados retratos, como en Deliverance, entre otras muchas). Aaron (Thor) en su papel de guionista nos sumerge en un thriller sureño, donde se muestran las difíciles relaciones entre padres e hijos, el conflicto de Vietnam y lo duro que puede resultar el regreso. Jason Latour, que ya trabajó con el guionista en su serie más exitosa, Scalped, muestra aquí unas dotes perfectas para retratar estas tierras y, sobre todo, a sus gentes.

Esta serie es una muestra fehaciente más de la variedad y calidad de los títulos que se están publicando en la editorial norteamericana Image, donde podemos encontrar alienígenas, zombies, superhéroes, repartidoras de periódicos y sí, paletos de lo más cabrones.

 

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


nueve + 8 =

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD