Uno de los nuestros

"100% Marvel. Kingpin: Todos los hombres del rey", Bruce Jones, Sean Phillips, Klaus Janson (Panini Comics)

¿No os apasiona conocer el pasado oculto de los personajes? Esas sombras que persiguen a muchos de ellos y que, una vez expuestas a la luz, nos ofrecen un perfecto retrato de por qué son como son. Uno de los grandes (y nunca mejor dicho) personajes, en este caso un villano, de la editorial Marvel es Wilson Fisk, al que todos en los bajos fondos y las altas esferas conocen y temen por su alias, Kingpin. Este “rey” del crimen forjó a lo largo de su carrera delictiva un imperio que llegó a convertirlo en la cabeza visible de todo lo delictivo en la ciudad de New York. Hasta que llegó cierto tipo vestido de rojo… Pero ésa es otra historia.

De lo que vamos a ser testigos en este volumen es el despiadado ascenso de Fisk, que aún siendo joven, demuestra una sagaz inteligencia para mover las piezas de un invisible ajedrez, cuyos recuadros están ocupados por varias familias mafiosas de la ciudad, entre las que destacan las de los Gambisi, los Bianco y los Sanguino. Para quitarlos a todos de en medio, Fisk elabora un plan oculto que, nosotros lectores, iremos conociendo a la vez que sus protagonistas, que poco a poco, irán quedando en el camino. Cadáveres que son la palpable muestra del avance del grueso criminal.

Una de esas piezas, fundamental diría, será el lugarteniente de Fisk, Lou Rocko, al que podíamos definir como un chuleta, abusador, mujeriego y violento. Por causas que ya conoceréis termina en la casa y los brazos de una atractiva mujer, Portia Clennon, fotógrafa aficionada y lo que es más importante, ex esposa de uno de los candidatos a la alcaldía de la ciudad, Myles Clennon, que como todos imaginaréis, tampoco es que sea trigo limpio… La sensual relación que Portia mantendrá con Rocko será una de las llaves que  abrirán la puerta del éxito al maquiavélico plan urdido por Fisk.

Por si esta trama, puramente noir, no fuera apasionante, en paralelo, vamos a ser testigos de las primeras apariciones de uno de los mayores héroes del Universo Marvelita, se trata nada  más y nada menos que de Spiderman, que se va a cruzar en el camino de Wilson en más de una ocasión, siendo testigo de como el orondo criminal tiene un corazoncito, un lado que oculta a los demás y que hará que salve la vida a un chaval de color tras, eso sí, haber asesinado sin piedad a su familia. El plan así lo exigía.

¿Y qué mejores narradores que el guionista Bruce Jones y los dibujantes Sean Phillips y Klaus Janson para narrarnos esta violenta historia? Jones (The incredible Hulk…) bebe de los clásicos del género negro, homenajeando a grandes escritores de hardboiled como Jim Thompson, James Hadley Chase o Richard Stark, en una historia sin “buenos”. De primer al último personaje están podridos por la ambición. Quieren el poder y harán lo que sea para conseguirlo.

Phillips (Sleeper, Criminal…) y Janson (Daredevil, Punisher…) recrean gráficamente una narración para nada superheroica, incluso en los momentos en los que aparece el Trepamuros (en cuya clásico número 50 se vieron las caras por primera vez él y Fisk).

Una porción del pasado es desvelada, la pieza que faltaba a ese misterioso e inaccesible puzzle llamado Wilson Fisk, Kingpin.

 

FREEK! te recomienda:

José Luis Vidal

Cómo si del Tío Gilito se tratara, vivo sumergido entre cientos de cómics, libros, deuvedés, figuras de colección, cedés... Pero si no fuera así, no sería yo, así que siempre quiero MÁS, MÁS y MÁS!!!!!! (Se admiten donaciones y/o regalos)


Deja tu comentario


+ 9 = dieciséis

Si, esto esta orgullosamente hecho con Wordpress | Deadline Theme : An AWESEM design

Featuring Recent Posts WordPress Widget development by YD